viernes, 18 de marzo de 2011

Alma sentenciada

- Gorda!! Salimos hoy? - me decía la voz de Renata del otro lado del celular.
- Ay, no sé...dormí poco y nada hoy... - respondí agotada.
- Si...encima no sale nadie. Yiyo me dijo que se siente mal. ¿Mecha y Yani?
- Mecha sale con Fede y Yani tiene un cumple familiar.
- ¿Qué hacemos?
- Ni idea...!
Silencio. Ninguna de las dos se decidía.
- Si querés vamos a Crow's a tomar algo tranquilas, charlamos un rato y volvemos temprano. - propuso Renata.
- Si, podríamos hacer eso, no? Pero vayamos temprano porque sino me quedo dormida en el intento!
- Dale, ahora encargo el remis y te aviso...
Y así, casi como por obligación de no quedarse un sábado en casa, arreglamos con mi nueva amiga para salir. Me pasó a buscar y fuimos derechito a buscar alguna mesita en el patio de Crow's. Renata conocía a todos los patovicas y sumado a que yo era casi socia vitalicia, entramos siempre sin hacer cola, sin documentos y sin que nos revisen.
- ¿Compramos un New Age?
Nos sentamos en la arcada de una ventana aprovechando el calor y charla va charla viene, la botella quedó vacía en seguida.
- ¿Pedimos otro?
Le conté a Renata lo sucedido el día anterior en el cine, y ella me puso al día de sus idas y venidas con su amor.
No recuerdo el momento exacto en el que comencé a marearme, pero cuando el pub se llenó nosotras estábamos a punto caramelo.
- ¿Damos unas vueltas?
Lo último que nos faltaba para quedar bien borrachas. Renata tiene la costumbre de salir con zapatos altísimos con poca estabilidad, que quedan diiiviiinos pero son contraproducentes para tomar alcohol. Salimos al patio, y ahí hay empedrado de la calle. Imaginen eso.
- ¡Qué raro verte en pedo! - me dijo una voz. Me di vuelta y vi a la última persona que esperaba ver: Enzo.
- ¿Qué te pasa? ¿Qué bardeas? - contesté de mala manera.
- Nada! Te digo que parece que te tomaste hasta el agua de los floreros!
- Yo tomo lo que quiero, no es asunto tuyo. - Me estaba por ir cuando uno de sus amigos me frenó y me preguntó como andaba. Hablamos un rato pero me di cuenta que yo solo decía incoherencias. - Tu amigo es un forro. - Dije de pronto.
- ¿Quién? ¿Enzo? ¿Por?
- Porque si! Se la da de que se la sabe todas y es un idiota más del montón!
- ¡Che Enzo! - gritó el amigo. - Por acá te están diciendo cosas feas!
Enzo se acercó con una sonrisa que a mi me revolvía la panza.
- ¿Qué te pasa teen angel? - me dijo. Y yo exploté.
- ¡¿Ves que sos un idiota?! Decime, ¿practicás para tarado o ya te recibiste?
- Que en pedo que estás!! - reía a carcajadas mientras se tocaba el pelo como galán de cine de bajo presupuesto. - Calmate un poco, dejá de gritar Diosa!
- No!!! No tengo porque bajar la voz! Que todo Crow's escuche lo forro que fuiste conmigo! - la gente que estaba al rededor nuestro miraba esperando que vuelen las copas por el aire.
- Ehh loca!! Bajá la voz en serio porque no respondo de mi eh! - y me agarró del brazo.
- No te tengo miedo. ¿Qué me vas a hacer?
- Pará pará pará!!! Calmate. Respirá profundo y decime lo que tengas para decirme sin putearme.
Suspiré. Giré sobre mi eje y me volví a mirarlo fijo.
- Desapareciste del mapa. Tanto verso de que siempre iba a poder contar con vos, de que tanto me querías, pero desapareciste como hacen todos Enzo. Eso me pasa. Me duele.
- ¿Eso era el enojo? ¿Por eso tenías que putearme? Mi sentimiento hacia vos no cambió, Diosa.
- ¿Entonces porque ya no hablamos como antes? ¿Por que terminamos siempre a las puteadas?
- No sé, supongo que deberíamos bajar un cambio los dos.
- ¡Hacete cargo alguna vez en tu vida! - grité de nuevo.
- Shhhhh!!!! Pará!!! ¿De que me tengo que hacer cargo? En todo caso los dos somos responsables.
- Yo asumo lo que quieras, apuesto que vos no.
- Ok, asumo mi parte...
- ¿Y entonces? - lo miré con tristeza. ¿Habría esperanzas de que las cosas cambien?
- Tratemos de volver a hablar como antes...
- Yo lo voy a seguir haciendo, pero me duele lo que pasó en el medio.
- Dejá de dramatizar. Madurá Diosa. No sos una teen angel, ya sos grande.
Odio cada vez que Enzo se hace el maduro y me trata de pendeja. Está a la vista que me gana por goleada en chiquilín.
- Perdoname por no ser una de las jovatas que te gustan. Soy lo que soy y si no te gusta lo lamento.
Enzo se volvió a reír.
- Bueno, está bien. Igual estás en pedo, si querés después lo hablamos. Ahora me voy con los chicos. Ojo con lo que hacés!!
Nos abrazamos a modo de reconciliación, pero se volvió a ir entre la gente sin más que una promesa de algo que yo estaba segura que iba a ser difícil de cumplir.
- ¿Todo bien? - me preguntó Renata mientras se sostenía del brazo de uno de los patovicas amigos de Crow's.
- No. - contesté triste.
- Vení, vamos adentro. - Y me agarró como pudo y me llevó. Compramos un Dr Lemon y dimos algunas vueltas antes de volver a salir al patio.
- ¡Ese es Facundo! - dije de pronto.
- ¿En serio?
- Si!! Ahí!! En la cola para entrar!!
- ¿A dónde?
Pero volví a mirar y no lo encontré. Capaz había alucinado.
Nuestro mareo terminó en lo inevitable: devolvimos en la enredadera. El patovica nos regaló una botellita de agua.
- Diosa, ¿me acompañás al baño? - me pidió Renata. Mientras íbamos me contó. - Recién Choco, uno de los de seguridad, me dijo si me iba con él!
- ¿Y que vas a hacer?
- Claramente no quiero!! Pero yo me hice la mujer fatal y ahora no se como retractarme sin quedar como una calentona!
- Ay Rena!!! Vos sola te metés en los líos eh!!
Se metió en el baño y mientras la esperaba, saqué el celular. "Las cosas que hice sin pensar, fueron las que me salieron mejor", pensé. Y entonces escribí:
"Me siento mal"
Y se lo mandé a Facundo. Al rato recibí su respuesta.
"Mal de borracha o mal de triste? Dónde estás?"
Me reí sola y se lo mostré a Renata cuando salió.
- Sos una genia! Aprovechá, no seas boluda - me dijo.

"De lo primero! Estoy en Crow's"
Ya el mareo se había esfumado, pero sin embargo lo seguía actuando para no perder el estilo y no quedar como mentirosa.
"Quedate ahí que ahora voy a buscarte"
Salté de alegría. En un fin de semana me habían salido dos cosas tal como las quería. ¿Y la desgracia cuando venía?
Al rato me mandó uno diciéndome que estaba en la puerta. Asique salí. Renata me dijo que no me preocupara por ella, que se iba en remis antes que este tal Choco se avive y la vaya a apurar.
Ya era de día, la claridad me incomodaba y los tacos en el empedrado también. Caminé hasta la valla de contención que ponen en la puerta, mientras mi vestido negro se volaba. Facundo se dio vuelta y note el cambio de su expresión al verme por primera vez vestida así. Estaba hablando con una chica a la cual tenía fichada pero que nunca me la habían presentado.
- Hola... - saludé con voz actuada y actitud de destrucción total. Nos abrazamos.
- Hola! ¿Estás bien?
- Si, ahora un poco mejor. Recién fue terrible...
- Te presento a mi prima. - me dijo mostrándome a la chica. Obviamente no dije que ya sabía su nombre y la saludé. - ¿Estás sola?
- Si. - dije mirando a mi alrededor. Renata iba caminando por la vereda y me hizo señas de que me vaya, que ella iba a estar bien. - Mi amiga se va con un chico.
- Bueno, entonces vamos al estacionamiento a buscar el auto que te llevo. Primero la dejamos a ella, te parece?
- Si, dale...gracias!
Iba a subirme en los asientos de atrás, pero la prima me dijo que yo debía viajar adelante. Con ese gesto se ganó mi confianza. Durante el viaje charlamos, cantamos y reímos los tres. Después de dejarla en la casa, bastante lejos por cierto, retomamos hacia la nuestra. A la altura de la avenida donde Facundo debería doblar para ir a mi casa, me miró y me dijo:
- ¿Estás en condiciones de ir a tu casa ya? ¿O querés que hagamos un poco de tiempo?
Se notaba de acá a Magadascar que la borrachera se me había pasado hacía rato. Yo estaba en claras condiciones de regresar a mi casa, sin embargo no quería.
- Maso, estoy un poco mareada todavía. - mentí. - ¿Pero que proponés hacer?
- Ir a mi casa. ¿Te parece?
- Bueno...
Facundo siguió de largo y fuimos camino a su casa. Esta vez cuando entramos no estaba Lautaro ni nada de que asustarme. Fui al baño y después subimos a su habitación.
Me mostró alguno de sus trabajos de la facultad que tenía en la computadora. Eran muy interesantes pero mi cabeza pensaba en otras cosas mientras emitía comentarios sobre lo que estaba mirando.
Cuando ya no había más nada para mirar, lentamente Facundo se acercó a mi para empezar a besarme. Mi vestido desapareció en unos minutos y pasamos a la cama. La escena era repetida, como un dejavú de algo que ya había pasado meses atrás. Pero había una diferencia: ya no tenía miedo...

...estaba en el lugar donde más cómoda me sentía en todo el mundo.

10 comentarios:

  1. JAJAJ CONCHUDA! a mi A no me pasa a buscar ni en pedo! loco, le mandas un mensaje y te pasa a buscar, que suerte x)

    ResponderEliminar
  2. Es que no me había equivocado! El que me pareció ver era Facundo, que como era tarde no lo dejaron entrar y se fue al bar de la vuelta...estaba cerquita!

    ResponderEliminar
  3. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay qué lindo :)
    al final siento que pre juzgue a Facu, en no quererlo y ya me empieza a caer simpático :)
    quiero más!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Pero qué noches!
    Primero te peleás con un flaco y al rato ya estás con el otro, que nuunca define lo si quiere algo con vos o no.
    Lo bueno es que esta vez disfrutaste como querías!
    Beso Diosa!

    ResponderEliminar
  5. Ohhh esas noches de borracheras que te llevan a hacer cosas (im)pensadas y encima, salen bien!!

    Besos Diosa!

    Marce

    ResponderEliminar
  6. Es evidente que le gustás.
    En una de mis únicas borracheras, en unas vacaciones con amigas, le mandé un msj a un chico que había conocido unos días antes, me buscó fuimos a un bar donde no paramos de besarnos y dsp me llevó de nuevo al dpto.
    Fue la noche más tierna de mi vida.. Y ni cuenta se dio de mi borrachera jaja

    ResponderEliminar
  7. ¡Bravo1 ¡DIOOOOSAAA!
    ¡Y eso que estaba ligeramente mareada! :)

    El Profesor

    ResponderEliminar
  8. GENIA!!!!

    Ver que Facu responde al pie me llena de ternura y vuelve a comprarme, jajajaa!!!

    No quiero saber que este amor no es, por fi!!!!

    ;)

    Beso grandote!!!!

    ResponderEliminar