domingo, 6 de noviembre de 2011

Juegos de seducción

- No, no quiero ni siquiera mirarla en bolas a la rubia, está claro? - Yo seguía plantada en la puerta de la habitación mientras adentro, Sergio y mi amiga hacían de lo suyo y Orlando me miraba con cara de pollito que no coge hace 10 años.
- Clarísimo, no la mires. Pero Diosa, no hay otro lugar para que estemos, la casa está toda desarmada. No tengo otra cama ni sillón ni nada. Dale!
- Bueno, vayamos a otro lado o me voy y listo.
- ¿Y nos vamos a quedar con las ganas? - Y diciendo eso se acercó a convencerme de otra manera, de la manera más efectiva que conocía. Cuando empezó a besarme no me quedó otra que dejar la cartera en el piso. Lentamente me sacó una de las remeras que tenía puesta y sin dejarme reaccionar también se sacó la suya. Entonces cuando me di cuenta que era demasiado tarde para escapar, dije mi última voluntad.
- Está bien, pero en cuanto veo algo que no me gusta me voy a la mierda...
Y fuimos hasta la mitad libre de la gigantesca cama mientras el resto de las ropas quedaban en el camino.
Yo no quería apartar la vista de Orlando y no justamente porque quería investigarle los lunares, sino porque no tenía ningún interés en ver a la rubia en bolas. Ya me sobraba con escucharla gemir desesperadamente.
Cuando parecía que todo se estaba cumpliendo según mis reglas, la rubia se fue al baño y Sergio se empezó a aburrir. Y claro, cuando por fin lo miré me di cuenta: la rubia había llegado a su orgasmo número nosecuanto, mientras que él ni siquiera había tenido uno chiquitito...porque justamente, bien chiquitito que era y aparentemente, resistente. 
Orlando se apartó de mi cuerpo para darle lugar a su amigo, y sin dejarme pensar, en un segundo los encontré a ambos dándome placer...¿Y yo pretendía negarme? Definitivamente no.
Sin embargo no me gustó cuando la rubia volvió del baño y entonces el intercambio de parejas se concretó. Traté de ponerle onda pero era más que obvio que Sergio no me movía ni un pelo, y la calentura bajó al subsuelo. Entonces volvimos a intercambiarnos, no había nada mejor que la seguridad del viejo conocido que me gustaba.
Más tarde, le pedí a Orlando que me lleve a mi casa y los dejamos a Sergio y la rubia solos un rato. 
- De esto ni una palabra... 
- No te quepa duda - contesté más segura que nunca. No era algo que iba a andar contando a los 4 vientos. Aunque yo sabía que al día siguiente todos preguntarían, iba a inventar una historia similar pero con varias diferencias. Sabía que si llegaba a decir que Orlando le había dado a la rubia, iba a ser el hazme reír del curso. Quizás lo podía usar como arma de soborno. Quizás.
- Mañana no creo poder ir a Crow's, es el cumple de otra amiga.
- No vengas, mejor. Festeja su cumple la conchuda de Marina, y vos como sos tan bueno capaz le hacés la fiestita también.
- No seas celosa, eso fue para vos nada más.
Y me despedí con un beso antes de bajarme del auto. Mientras la luz del día se colaba entre la ventana me fui corriendo a dormir, todavía quedaba un día del fin de semana de festejos...

 El sábado, Crow's nos esperaba con los brazos abiertos. Y todos los que estaban dentro también. 
Marina seguía fingiendo que todo estaba bien, y Rosa la seguía. Yo ahora ya estaba habilitada para escupirle toda la verdad, pero sin embargo, me parecía que era una carta que debía guardar para jugarla en el momento clave.
De todas maneras yo estaba con las que necesitaba estar: Yani, Mecha y Renata. La lista de invitados se agrandó cuando vimos entrar a Enzo con todos sus amigos, y mi corazón se detuvo cuando vi pasar a Facundo. Cartón lleno. 
- ¿A donde vas a apuntar? - me preguntó Mecha por lo bajo.
- La respuesta es más que obvia. Ahora vengo.
Y me fuí a dar una vuelta por el bar para generar un encuentro para nada casual.
- ¡Feliz cumple! - me dijo Facundo al verme. Y para mi, el resto del mundo se esfumó en esas palabras. Nos pusimos a hablar contra una de las barras mientras el se pedía uno de sus tragos favoritos y yo otro. "Por favor, quiero irme con vos de acá", pensaba. Aunque mi dignidad, orgullo o boludez no me dejaron pronunciar esas palabras.
- Vine con mi compañera del laburo, te acordás? - Obvio que me acordaba, se de memoria todas sus anécdotas. - Trajo a unas amigas a conocer, yo siempre le dije que tenía que venir a Crow's.
- Es mítico este lugar. 
- Por supuesto. Ahora se fueron a dar unas vueltas de esas que dan las minas para ver si enganchan algo...
- Jamás di una de esas vueltas, no se de que me estas hablando... - respondí cómplice.
Facundo me besó. El mejor regalo de cumpleaños, mejor que la fiestita del día anterior, mejor que la notebook que me regaló mi familia, mejor que todo, mejor que nada.
Lo mejor que me podía pasar para poder tragar la sensación que me causó abrir los ojos y ver al ladito nuestro a Yanina transando con Enzo. No, eso tampoco me importaba cuando estaba con mi verdadero amor.
Pero sus amiguitas volvieron. Y Facundo debía llevarlas a sus hogares como amigo responsable. Y yo quedé ahí, en Crow's, con la ganas de tocarlo y que me toque, con las ganas de sentirlo y que me sienta.
- Le voy a mandar un mensaje. - dije y Renata casi me corta la mano.
- ¡No! Se fue, ya está. No va a volver, si hubiera querido se hubiera quedado o te hubiera llevado.
- Pero quiero que sepa que me dejó re calientee!!
- ¿Para qué? Para quedar como una enamorada de mierda? - acotó Mecha. - No le mandes nada.
Entonces volví a guardar el celular. Ahora la situación entre Yani y Enzo molestaba, y mucho.
A su lado, Luis besándose a una piba que desentonaba con su carita linda. Entonces me acerqué y le dije en el oído.
- Sos un bichero! 
Y con una sonrisa me alejé.
En Crow's empezaban a echarnos y entonces fuimos todos juntos, mis amigas y los de Enzo, a la esquina del bar.
- Acá podrían sacar el empedrado, no? - comentó Enzo.
- Lavate la boca antes de bardear a Crow's eh! - contesté en seguida.
- Shhh, callate vos! Que venís acá solo porque vienen tus salamines.
- Te estás ganando todos los números para la piña que estoy rifando Enzo!
- Yo no tengo la culpa si te gustan todos los pito corto!
- Ah cierto, tienen que tenerla grande como vos? Nah, creo que prefiero los pito corto... - contesté por impulso.
- Andá Diosa! - gritó Tincho, otro de sus amigos. - Bien que te gustaría volver a probar ese pito grande, no?
Enzo y yo nos miramos abriendo los ojos y automáticamente miramos a Yani. Mi amiga estaba apenas mas adelante hablando con Renata. ¿Y si había escuchado? Enzo corrió a taparle la boca a Tincho y yo lo putié moviendo solo los labios. 
- ¿Vamos a la remisería de acá a la vuelta? - preguntó Renata. Enzo y Luis se ofrecieron a acompañarnos. Mientras esperábamos que el auto llegara, Enzo se quedó en la puerta con Yanina y Luis se acercó a donde estaba yo.
- ¿Por qué me bardeaste?
- Jaja!! Era horrible esa mina para vos Luis!!
- No seas mala...yo no te bardeo...
- Porque no me como feas!! Bichero!!
- Es que la minita me tiró la cara...
- ¿Te tiró que? 
- La cara...
- ¿Y eso como es?
- Y...algo así...


...y ahí nomás Luis me comió la boca de un beso.

15 comentarios:

  1. Al final accediste!
    Y ahora aparece Luis también...
    No parás un segundo! ;)

    ResponderEliminar
  2. Admiro tu capacidad de ir siempre al frente Diosa! Lastima que no la implementas con el unico flaco que de verdad querias... por que no le mandaste un mensaje a Facundo??? Yo que vos me la hubiera jugado!

    ResponderEliminar
  3. Iván, no paré un segundo porque tenía que FESTEJAR (con todas las letras) mi cumpleaños ;)

    Vero, tenés toda la razón del mundo. Me hago la mala con todo el mundo, pero aparece Facundo y se me caen los calzones. El problema es que ya es demasiado tarde...

    ResponderEliminar
  4. JAJAJAJAJAJA aaaaaaah bue. esto se fue al choto.
    fiesta de a cuatro con Orli, beso a Facu y chape con Luisho.
    JAJAJAJA sos lo más Diosi, y yo pense, que de la fiestichola ibas a salir despavorida!!!!!!!!!!
    esto se pone bueeeeen :)

    ResponderEliminar
  5. Diosa, tu vida amorosa da para peli.

    ¿¿CÓMO QUE TE LO CERRARON??

    ResponderEliminar
  6. Eso Diosa, qué pasó con tu cuenta del Face?
    Quería preguntarte si pudiste ir a ver a Iván Noble y no te encontré más... :(
    Será hora de revelar tu verdadera identidad...?

    ResponderEliminar
  7. al fin le pongo una cara a tus relatos agus muscillo =)

    ResponderEliminar
  8. Me alegro que puedas!


    Chicos!! Tengo página de facebook, porque cerré mi cuenta...ahora soy La Gran Diosa, pero deben darle "me gusta"

    ResponderEliminar
  9. seguí con la ingeniería y demás porque tu literatura "erótica" no calienta a nadie

    ResponderEliminar
  10. CHE PARA, TA BUENA LA MINA YO COMPRO ACEPTAN MAESTRO CARD? ES LA QUE USAMOS LOS DOCENTES NEUQUINOS

    ResponderEliminar
  11. Jajajajaja!! Gracias BLMP y El Waro =)

    ResponderEliminar
  12. Muy buen Blog, te recomiendo que uses Adweblink.com es un sitio web para rentabilizar tu pagina web, vas a tener mejor posicionamiento, mayor numero de visitas y lo mas importante, vas a empezar a ganar dinero... Yo lo estoy usando hace unos meses y ya tuve mi primer pago :D... Saludos !

    ResponderEliminar