sábado, 6 de marzo de 2010

No hay um beijo pa mi?

Cuándo les dije a las chicas que el día del amigo me iba al cumple de Roberto, se enojaron mucho. Pero después, arreglaron cosas por separado y quedamos en que nosotras salíamos el viernes (a un lugar no habitué), para al menos pasar un rato juntas e intercambiar regalitos.
Pero tuvimos tanta suerte que nos encontramos con Luis, uno de los nenes de la facultad. Estaba con algunos amigos que de nenes no tenían nada y no tardaron en sentarse en nuestra mesa. Charla va, charla viene, nos invitaron a (justamente) "charlar" a la casa de uno de ellos, a una cuadra de dónde estábamos. Aceptamos porque eran muchos, y en el grupo había chicas, sino supongo que nos hubiera dado pudor. La cuestión fue que nos pasamos un buen rato jugando a la botellita con piquitos como nenes de 5 años, y cuando la cosa se puso aburrida, nos pedimos un remis y nos fuimos para casa.
Al otro día, fui a la peluquería. Me corté un poquito las puntas y me hice la planchita, ya que mi pelo tiene esas "ondas naturales" que quedan bien, pero son mas desprolijas y yo quería estar divina para la fiesta.
Arreglé para ir hasta Palermo en el auto de Adrián, junto con Julián. Marcelo iría en el suyo porque después se juntaba con sus amigos no se dónde.
Me pasaron a buscar temprano, ya que para llegar a la fiesta solo nos valíamos de un GPS, de esos que te mandan a tirar de la autopista porque es "la ruta mas corta". Si había algo que le sobraba a Adrián, era plata. Pero sin embargo, el auto dejaba mucho que desear: sucio, desprolijo y muy poco cuidado. De todos modos, era el mejor transporte que podía elegir para llegar. Adrián era el típico estudiante crónico: él pagaba la facultad pero jamás iba. En 5 años había aprobado la misma cantidad de materias que yo en un cuatrimestre, pero al menos era perseverante.
Julián, es un caso aparte. A primer golpe de vista, cualquier muchacha puede llevarse una visión equivocada de este chico: lindo, sonrisa compradora, gracioso y simpático. Pero en él, se escondían cosas ocultas. La verdad, es que Juli era desde los 15 años perteneciente a una religión que lo limitaba: no podía festejar cumples, no podía donar sangre, no podía salir a bailar ni juntarse en fiestas, no podía tomar alcohol, y no podía tener sexo antes de casarse. La listas de los "No podía" se extiende mucho mas, pero eso es lo mas importante de todo; Julián no conocía las libertades de cualquier adolescente, y esa noche, con casi 20 años de edad, iba a probar por primera vez, mucha de las cosas que para todos nosotros son cotidianas...asique imaginen su exitación!
Por último, Marcelo. El chico mas lindo y fachero de toda la facultad. Hablás con las chicas de medicina y lo conocen. Pasas por al lado de un grupo de psicología, y las escuchás hablar de él. Las de diseño pasan por el aula para verlo desde la ventana. Para mi, era simplemente un compañero mas. Ante mis ojos, era mas importante lo responsable para el estudio y lo buen compañero que era, antes que el brillo de sus ojos y esa mirada compradora. Si, no voy a mentir que Marcelo es mas lindo que comer pollo con la mano, pero yo siempre lo traté como uno mas y por eso, nos llevamos tan bien.
Los tres habían sido invitados por Roberto por diferentes motivos, pero ellos habían sabido ganarse la confianza del profesor y eso era lo importante.
"Usted ha llegado a destino", dijo la gallega del GPS. Nos frenamos delante de un complejo de departamentos, y el señor de la garita de seguridad nos indicó dónde quedaba la fiesta. Bajamos por unas escaleras al salón de eventos del complejo, y allí, nos recibió Roberto ya con una copa en la mano.
- Llegron los del campo! - se burlaba. - ¿Cómo les va?. Coman lo que quieran que está todo pago. Julián, te quiero ver tomar, aproveche hombre!. Adrián, usted no porque tiene que manejar. Y usted Diosa...usted, mas vale que hoy baile sino la echo de la facultad!!
Le dimos el realito (un perfume) y entramos al salón. El lugar estaba ambientado como para un casamiento o cumpleaños de 15. La comida era exquisita a pesar de ser platos sostificados que hacen que a veces no pueda disfrutarse verdaderamente lo que se come. El plato principal tenía mariscos! Y eso que a mi no me agradan demasiado...
Fue raro ver a algunos de mis profesores y directores de la facultad, bailando, tomando y haciéndo chistes por ahí. Si bien, toda mi vida estuve acostumbrada a bajar del pedestal a los maestros, ya que mi mamá lo es y sus amigas muchas veces fueron mis "señoritas", en la facultad uno tiene esa distancia formada por el respeto, y ya creía que esa seriedad jamás se resquebrantaba. Sin embargo todo es un mito, sus vidas son casi mas miserables que las nuestras.
Julián, quién no estaba acostumbrado a tomar alcohol, le entró de lleno y sin preámbulos al whisky. Empecé a bailar con Marcelo, que había llegado un rato después que nosotros con un traje color manteca que le quedaba bien, pero a mi parecer no lo hacía lucir ya que él era rubio de ojos verdes y así quedaba todo de un mismo color.
- Diosa! ¿Cómo estás? - me sorprendió una voz. Si, habían llegado Marcos y Gustavo, también trajeados. Parecían mas altos que nunca.
- ¡Hola! ¿Cómo andan? - contesté dejando colgado con el baile a Marce.
- Estás muy linda. - me dijo Marcos mirándome de arriba a abajo. ¿No dije que tenía puesto? Me fuí sobria (?), de pantalón de vestir negro y sandalias de taco. Arriba, una blusa de encaje transparente verde seco, con mangas acampanadas, y debajo un top para tapar lo que había que tapar. Ok, era provocador pero elegante.
La fiesta siguió con todo lo que tienen las fiestas: comida, baile, comida y mas baile. Roberto estaba cada vez mas alegre producto de los efectos del alcohol, al igual que el resto de los profesores y Julián, claro, que ya veía todo doble. Marcos y Gustavo, estaban sentados en otra mesa, pero yo pude sentir esa mirada clavándose en mi espalda toda la noche.
- Disculpame, vos sos La Diosa? - me dijo una voz con acento extraño.
- Si...vos sos...¿Esteban? - dije mirando a extrañada a ese bombón de dulce de leche.
- ¡Si! ¿Cómo estás che?
- Bien! Qué acento raro tenés...de dónde es?
- Yo soy del interior, pero hace unos años que vivo en Brasil, asique tengo una mezcla rara. - contestó mientras sus ojos turquesa danzaban de un lado hacia otro. Tenía el pelo muy cortito, la piel blanquísima, y una sonrisa compradora.
- Ah, mirá vos! ¿Viniste con tu familia?
- Si, con mi hermana y mis abuelos. Mis padres están en Brasil, con mis otras hermanas. - Roberto en realidad, no era su tio. Eran parientes mas lejanos, pero la amistad los llevaba a nombrarse asi. Él no estaba casado, no tenía hijos, ni hermanos y sus padres fallecieron hace muchos años. Asi es como la única familia de Roberto, además de sus alumnos, son sus amigos, que afortunadamente son muchos.
Esteban me sacó a bailar. Podía sentir como Marcos no me sacaba la vista de encima, y eso me gustaba, a pesar de que en realidad él nunca me había hecho nada malo, al contrario. Si se alejaba, era porque yo no le daba el lugar que él quería.
La fiesta llegaba a su fin. Marcelo se había ido a festejar con sus amigos, Marcos y Gustavo "tenían compromisos", y yo me había quedado sentada charlando con Adrián y Esteban, mirando como a Julián se le pasaban el pedo. Pero me llegó un mensaje de Yanina.
"Diosa, estoy acá en Capital, ¿Dónde era la fiesta?. Decime que si querés nos encontramos y después nos volvemos juntas!"
Julián me sacó el celular a los manotazos y lo leyó en voz alta.
- Llamala! - me dijo.
- ¿Para?
- ¡Para ver dónde está! Y si está con alguna amiga que esté buena...
Y no se porqué, le hice caso. Yanina estaba en la puerta de un boliche haciendo una cola quilométrica. No solo era tarde, sino que el día del amigo se llena en cualquier lado.
- ¿Vamos? - propuso Julián.
- Juli! Querés hacer todo junto vos, nene! - lo reté. Aunque lo entendía, una vez que salía, quería aprovechar.
- Yo me voy a mi casa - dijo Adrián, siempre tan predispuesto.
- Si quieren vamos. La noche está en pañales todavía, y esta fiesta mucho mas no va a durar...son todos grandes y les agarra sueño. - dijo Esteban.
- Bueno, como vos quieras Juli. - dije apiadándome de su situación.
- Yo quiero! - contestó.
- Yo también! - se enganchó Esteban.
- Yo los llevo hasta donde quieran, y después me voy para casa. - concluyó Adrián.
Asique le avisamos a Roberto, quién primero se enojó porque nos íbamos, pero después entendió que ya no daba quedarse mucho mas y nosotros podíamos ir a disfrutar por ahí. Esperamos que corte la torta, le dimos a la mesa dulce (los mejores panqueques que comí en mi vida!) y nos fuimos.
Llegamos a dónde nos esperaba Yani junto con Verónica, su amiga, y Adrián se fue. La cola no avanzaba ni medio milímetro y en la calle las cosas se estaban poniendo pesadas.
- Creo que va a ser mejor que busquemos otro lugar. - propuso Esteban. Pero claro, ninguno era muy conocedor de la zona y encima, la amiga de Yanina no quería irse. Por último, cuando los cacos de por ahí empezaron a revolearse con botelles, arrancamos a Yanina y nos fuimos, dejando a Verónica con no se quién.
Dimos unas vueltas, caminamos, doblamos, seguimos y cruzamos, hasta que terminamos en una zona de barcitos en San Telmo, todo muy bohemio. Nos metimos en un antro, que nos mandaron a un subsuelo dónde a gatas se podía respirar por la mezcla de humos. Nos sentamos en un sillón y pedimos algo de tomar.
Mientras le contaba detalles de la fiesta (y de Gustavo) a Yani, Julián fue a hacer un reconocimiento de campo y volvió con el teléfono de una chica. ¿Suerte de principiante?.
Entonces, solo después de que una larga charla, Esteban se acomodó al lado mio, mientras me hacía caricias y me agarraba de la mano.
- Yo vine a pasar unos meses acá, pero en unos días me vuelvo a Brasil, yo tengo mi vida allá, mi familia, todo...
- Entiendo...es una lástima que te vayas. - le dije mirándolo a los ojos.
Esteban seguía acariciándome mientras me susurraba cosas con tonito interior-brasilero en el oído. Pero nada. Parecía que mi espalda era la lámpara de Aladino, porque la frotaba y la frotaba! ¿Y el genio?
Hasta que perdí la paciencia. Me tomé el ultimo trago del vaso que tenía Yanina en la mano, que jamás supe que era, pero era fuerte!. Entoncés lo miré y le dije...

..."¿Y no me pensás dar un beso antes de irte?"

25 comentarios:

  1. EEEEEEEEEEESA ;) a veces se tiene que tirar una, no?
    Que loco lo de Julián, conozco de historias así y de historias que por esa religión están en juicio hace rato. Es todo un tema.
    Un beso grande Diosa!
    (me encantó como describiste que estabas vestida, por lo menos, como lo imaginé yo, me encanta la ropa!)

    ResponderEliminar
  2. Me reí mucho con lo de "Y el genio?" muy bueno. Me encantó el texto, y espero -como siempre- a ver que sigue después de esto. Y sí, parecia que estabas más que Diosa en la fiesta ;) jaj, todo sea por un buen fin.
    Respecto a lo que me respondiste en el anterior capitulo, contesto que si, que uno no elige de quien enamorarse, pero lo bueno es que si tenemos la capacidad para hacernos respetar, y por eso esta bueno que hayas decidido "despegarte" de Facundo, porque en cierto punto es lo mejor que podias hacer, total, ÉL SE LO PIERDE! :)
    Exitos Diosa :), nos seguimos leyeendo, y gracias por tu comentario en mi blog :).

    ResponderEliminar
  3. Aleluya Diosaaaaaaa!!!!!
    Que lenteja ese muchaaaachooooo!!!
    Y bueno, me imagino que en el proximo capitulo nos vas a contar como son los besos de chico "interior-brasileño"!!!...jajajaja
    Y Robert cada dia me cae mejor!!!

    Beso!

    ResponderEliminar
  4. Como MADONNA!! un bomboncito brasilero!!! q mas puede pedir Diosa!!!!!!!!!!

    ah, por cierto Rober es el mejor, el mas buena onda. ojala tuviese profes asi!

    ResponderEliminar
  5. Ailu: Capaz me tapo la cara y pongo mi foto jaja! Si, lo de ulián es increíble. Yo no juzgo a las religiones, pero no me parece que, por ejemplo, si tu vieja está grave no le puedas donar sangre...patético.

    Boon: No cantes victoria, porque Facundo reaparece como el ave fenix en un par de post más... Che, creo que viene en serio lo de la foto jaja naah!
    Gracias por tu onda querida!

    Mia: O capaz no...capaz me dijo "eh porteñita! estás loca? yo no beso" jaja! Veremos veremos...

    Cin: Viste que te dije? No era como el de Madonna (porque es rubio y no es modelo), pero bombón al fin!!

    Gente!! Cin (del blog "Como convertirse en una mujer moderna") me propuso entre los mejores blogs de la lista de Terra, asique les dejo el link para que pasen, voten y chusmeen el resto...LINK

    ResponderEliminar
  6. Diosaaaaaaaaaaaa, sos lo más. Me divierto tanto leyendote. Y además me encanta ver que siempre estás ahí para comentar la incoherencia adolescente que me pinte poner, la locura que esté en mi cabeza. Y ahí vas, con tu sinceridad y tus consejos que tanto trato tomar.
    Besos y gracias. Acabo de llegar de salir, soy un vicio viviente, no sé que hago bloggeando!

    ResponderEliminar
  7. AYYY VOS SIEMPRE AYUDANDOME CUANDO ESTOY PEOOOOR, EN MIS ENTRADAS DESESPERADAS, UTILIZANDO TU TIEMPO EN ESCRIBIR. DE VERDAAAAD MUCHAS GRACIAS DIOSA, EN SERIO
    LO RE VALORO
    BESOS


    VILMAAAAA

    ResponderEliminar
  8. Ahhhhhhhhhhhhhhh, me encantó, jajaja, no esperaba este final de historia!
    Beso!
    Lady Baires

    ResponderEliminar
  9. Diosa, sos una genia!!

    ResponderEliminar
  10. aaaaaaapa, el final me sorprendió y me gusto.
    directo a los churros (:
    jajaj :) saludos Diosa.
    y feliz en tu día~

    ResponderEliminar
  11. Natalia: Nena! Cuándo yo llego los domingos la mañana lo primero que hago es: dormir!!! ¿Qué hacés bloggeando? jaja! Bueno, muchas gracias por tus palabras, de verdad...me pongo colorada!!

    Vilma: Para eso estamos, ¿no?. No agradezcas, porque para eso estamos, para eso nos leemos...y porque es un placer inexplicable el saber que desde alguna parte del mundo alguien entiende lo que nos pasa...

    LadyBaires: Yo tampoco! No se que me dió ese día! jajaja! Ese brasilerito era...

    Anónimo: Gracias! Lástima que no sé quién sos...

    Maca: Sii, era eso o chau brasilerito acá tenés el pasaporte :(

    Feli día a todas las GranDiosas!

    ResponderEliminar
  12. Sí, la lentitud se ataca con rapidez (eh? seguro? XD)
    Felicito tu tirada de onda y repudio la lentitud extrema del muchacho!

    ResponderEliminar
  13. Feliz día para vos también LagranMujer! jejeje

    ResponderEliminar
  14. Que geniaaaaaaaaaaaaaaaaal! Qué bueno esta ser medio cara dura a veces, en momentos como esos.
    Muchias muchias gracias por cada comentario, te juro que me re ayudaron!
    Feliz dia diosa!

    ResponderEliminar
  15. Artemisa! Mi amigo te agregó al eme, no? Jaja I'm speechless.. me voy a dormir, mañana te escribo más detalladamente. Beso!

    ResponderEliminar
  16. HOLA DIOSAAA MUY BUENO TU BLOG ASI QUE DESDE HOY LO SIGO!!!!!! ME PARECE PERFECTO QUE HAYAS PUESO QUINTAAA CON EL PIBE! QUE ACTITUDD!!!

    ResponderEliminar
  17. Ja!Lindo post!Me hiciste reir!Seguiré pasando para ponerme al día.Besos

    ResponderEliminar
  18. heyyy te sigo desde hoy, escribes bien felicidades, yo voy empezando en eso de escribir, ojalá leas un poco de mi blog y me dices que opinas vale?

    ResponderEliminar
  19. Bien ahi, Diosa, yo te aplaudo!

    Yo sabía que en algún lado había leído algo parecido a lo que soñé... ¡claro, fue cuando contaste el accidente de tu amigo! (pucha, ya ni originalidad tiene mi inconsciente, cada dia más berreta)

    Besito, mujer!

    ResponderEliminar
  20. así se hace diosa!!!!!!!!!!!!
    tenía mil comentarios para el post, pero esa genialidad me dejó sin palabras jajajaj
    besote!!!!!!

    ResponderEliminar
  21. jajaja, si no fuera por vos seguiría acariciándote la mano, jaja, muy bien.

    ResponderEliminar
  22. Me gustó mucho esta entrada.
    Pregunta (sin maldad): ¿leés mucha literatura?

    Un beso, Diosa

    ResponderEliminar
  23. Némesis: Tu nombre me inspiró para una entrada que vendrá a futuro. Gracias, yo me sentí un poco abusadora en el momento :P

    Ailu: Jajaja! Gracias linda! ♥

    Úrsula: Un placer comentarla! Y está bueno ser espontáneo...lástima que a veces no nos sale..

    Smileforme: Sipi, me agregó tu amigo, aunque se hacía el desentendido jaja! Dale, pasa cuando gustes...

    Chil: Muchas gracias! Y te doy la bienvenida al blog!

    SofyM: Dale, ponente al día nomás! Te espero...bienvenida!

    LadyHúmeda: En cuanto pueda me paso por tu blog a chusmear! Gracias y bienvenida también!

    Paula: Decile a u inconciente que me deje de robar o le cobro derecho de autor! Jaja! Un besito

    Casi Adulta: Obviamente que quiero queme hagas esos mil comentarios después eh!!

    Mar: Sa-be-lo! Iba a reaccionar cuando estuviera en el avión rumbo a Brasil!

    Ian: Gracias! No entendí lo de "sin maldad"...y si, leo novelas de suspenso sobre todo..por?

    ResponderEliminar
  24. Sí, sos grooooooooooosa, ojalá me diera para jugármela así como vos cuando quiero estar con alguien. En eso consiste la lista de la izquierda de mi blog que se llama "Vivir a pleno". En ir llenándola de cosas que quise hacer, me dio cosa, pero las hice igual. Por más que haya terminado fracasando, lo que valoro es lo que yo hice por eso.

    Ya firmé esta entrada, espero obvio como siempre a que escribas otra. Besos Diosita, que estés bien.

    ResponderEliminar
  25. Natalia: Ojalá pudiera jugármela así con los que realmente me interesan...Me sale ser espontánea con los que les doy menos importancia. Por ejemplo, con Facundo jamás me saldría decirle algo asi!
    Aunque quizás...sea lo que me falte cambiar y lo que debería hacer. Cuando lo vuelva a ver me tiro encima!!!! Jajaja!
    Un besito nena, sos divina! Muchas gracias por tu onda ;)

    ResponderEliminar