lunes, 29 de marzo de 2010

Septiembre espumante

Cómo ya dije Septiembre trajo muchas novedades. La primera en llegar, fue una oferta laboral. Hacía un tiempo había comenzado a darle clases de computación a la mujer del dueño del colegio en el que egresé. Cómo iba a empezar a trabajar en la parte administrativa, necesitaba tener algunas nociones básicas de Office.
La señora, muy amable, poco a poco se dió cuenta que era adrede seguir insistiendo con algo que no funcionaba. Asique abandonamos las clases. No obstante, me recomendó para suplencias en primaria.
Asi fue como enganché una suplencia de un mes para computación. El profesor se iba de viaje, asique debía tomar todos los cursos de 1ero a 6to grado. ¡Genial!. Primer experiencia laboral...pero yo jamás había tratado con chicos, y menos aun en grupos de 30! Pensé que iba a ser catastrófico, pero por suerte, quedaron tan conformes conmigo, que siguieron llamándome para otras suplencias de computación e inglés por el resto del año.
La segunda novedad llegó con el cambio de turno en la facultad. Al principio me sentí un poco incómoda entre tantos hombres desconocidos (juro que sentí eso mal pensados!!) pero poco a poco me fui soltando.
Me sentaba todas las clases en el medio del aula pegada a Rodrigo. A mi izquierda, Marcelo y su grupito. ¿Quiénes eran?. Anoten porque son personajes nuevos (e importantes).
Horacio era el "viejo" de la clase. La primera impresión que dejaba, era la de un tipo serio y dedicado al estudio. Con el tiempo te debas cuenta que parecía un adolescente mas a la hora de boludear.
Martín, era alto y bastante buen mozo. Me costaba calcularle la edad, porque al igual que Horacio, se notaba que era mas grande que nosotros, pero su actitud despistaba. Si bien no crucé demasiadas palabras con él, me parecía insoportable y autosuficiente para hablar de todos los temas.
A Daniel ya lo conocía del curso de ingreso. Era amigo desde antes de Marcelo, y también muy copado. Fue otro de los que me hizo entrar en el grupo.
Por el otro lado, en la parte derecha del aula, estaba el otro sector. Si bien todos se hablaban con todos, se notaba que el curso estaba bien dividido. El grupo de Marce eran los quilomberos, y el otro grupo eran los estudiosos...o al menos eso parecía al principio.
Acá había varios personajes:
Orlando parecía salido de una propaganda de calzoncillos: alto, grandote, rubio de pelo semi largo, espalda de rugbier, sonrisa blanca, manos grandes, bien vestido, y un auto brilloso y cuidadísimo.
Leonardo se pasaba horas debajo de la cama solar. Se compraba ropa de marca, y se apretaba como una mina. Típico metrosexual que si le sacás todos los adornos queda un bofe, pero arregladito safa.
Tomás parecía tener complejo de flaco. Usaba pantalones grandes, camisas flojas con remeras debajo, etc. Y además, se dejaba el pelo largo. Era como si quisiera tapar que tenía cero músculo.
Emiliano era el rollinga de la clase. Toppers, jean y remera blanca. Flequillo mal cortado y actitud desprolija. Sin embargo, era el que mas sabía, y todos lo respetaban mucho.
Algunos resagados de por ahí completaban el curso, pero éstos son los que mas se destacaron esas primeras semanas en mi comienzo nocturno. Eran todos casi desconocidos para mi, hasta que poco a poco, comenzaron a saludarme y hacerme comentarios boludos sobre la materia. Por suerte al profesor ya lo conocía de una materia de primero, asique por ese lado, estaba confiada. Pero el resto viene después...


El primer finde de Septiembre, era el festejo del cumple de Facundo. Durante la semana recibí mails con la data necesaria de lo que haría viernes y sábado, y finalmente decidimos con Mari (también invitada junto a Flora, quién misteriosamente declinó la invitación) confirmar asistencia a la salida del viernes. ¿Dónde?. En el boliche en el que conocí a Lautaro...¿iría él al cumple del hermano?.
A la tarde fuimos a comprarle algo, y después de dar 400 vueltas elegimos una pulsera masculina de alpaca y pedacitos de cuero, bien con su onda. Era perfecta: un detalle que iba a poder llevar siempre con él, sin que el regalo sea demasiado ostentoso.
Asique por la noche la pasé a buscar a Mari y partimos. Primero decidimos ir al bar de la comisaría (que en realidad quedá a unas 10 cuadras del boliche) para hacer tiempo y no llegar tan temprano. Estábamos tomando algo cuando Facu me manda un mensaje avisándome que ya había llegado al lugar y que nos había anotado en una lista para entrar gratis.
Llegamos tipo 3 am. Mi (casi) sorpresa fue, cuando lo primero que vi al entrar, fue a Facu dialogando amistosamente con Débora, la colorada. Ella se movía para todos lados con una confianza y soltura envidiable. Era la primera vez que la veía del "otro lado de la barra", que estaba libre para su accionar.
- Vamos a dar una vuelta para el otro lado antes de que nos vea. - le dije a Mari.
- Pero Diosa, ¿qué tiene de malo? Están hablando nada mas...
- No me animo, simplemente ella me inhibe. Dale, demos una vueltita y venimos! - dije mientras la arrastraba a Marianela antes de que alguno de sus amigos nos descubriera ocultándonos detrás de la columna. En la vueltita, nos cruzamos con el director de campus de la facultad (mi facu queda a 7 cuadras de ese boliche) que había salido de trabajar todo trajeado y se estaba emborrachando tirado, literalmente, en la barra. Roberto me había contado que su mujer lo había dejado hacía unos días y se había ido de viaje, sola, a Europa. ¡Cómo para no emborracharse!.
Después de reirnos un rato de su desgracia y completar la vuelta, nos cruzamos de frente y de lleno con Facundo.
- ¡Feliz cumple! - le dije con un abrazo. - Aunque no sea hoy y ya te haya saludado por msn el otro día...
- Shhh, que nadie sabía que estaba conectado esa noche!
- Ah cierto jajaja! Tomá, éste es nuestro regalito. - dije mientras le daba la mini bolsita. Se sorprendió, supongo que no se esperaba nada. Por suerte le gustó mucho y desde ese momento se la dejó puesta.
- Parece hecha a medida! Muchas gracias...¿Quieren tomar algo?
Pedimos unos gancias y nos quedamos charlando en un costado, hasta que Débora apareció sobre excitada con otra chica mas y lo arrastraron hasta la otra pista para "mostrarle algo im-per-di-ble!"
Y así fue el resto de la noche. Tomamos, dimos vueltas, charlé con Facu y alguno de sus amigos que ya conocía, Débora yendo y viniendo todo el tiempo y bailando con otros delante de todos, etc.
Ya a lo último, aparecimos (casi) todos en la pista de arriba del boliche, sentados en unos sillones y sacándonos fotos. Foto a Facu, foto a su pie, foto al Negro (el mejor amigo de Facu), foto a su cola, foto a Mari y a mi, foto a todos juntos, etc. Todo con mi cámara, claro. Y pose va, pose viene, terminé sentada al lado de Facundo en el sillón, charlando. Se notaba que había tomado bastante, pero a pesar de eso, yo lo veía triste.
- ¿Estás bien? - le pregunté.
- Si. - mintió apoyando su cabeza en mi hombro.
- ¿Seguro? - insistí mientras comenzaba a acariciarlo.
- Si, boludeces nada mas. - contestó. Yo sabía que Débora tenía que ver en todo esto. Ella tenía el poder para hacerlo sentir mal, incluso el día de su cumpleaños. Nos quedamos abrazados en ese sillón, acariciándonos y hablando cosas sin sentido. Sus amigos al rededor también charlaban, y Mari trataba de pasar el tiempo sacándole algún tema al Negro.
Hasta que apareció ella. También borracha, claro.
- Facu, te quiero decir algo. - le dijo mientras se paraba delante nuestro y me ignoraba como mejor sabía hacerlo.
- ¿Qué querés Débora? - contestó sin moverse.
- Te quiero decir algo!! ¿Podés pararte? Quiero hablar con vos...
- Ahora no. No quiero.
Pero la colorada perdió la paciencia. Se agachó y apoyó la mano en el hueco que quedaba entre nosotros, y le dijo algo en el oído que no pude escuchar.
- Ahora vengo - me dijo fastidiado Facundo mientras se paraba. Se fueron a "hablar" a un costado. En realidad, se la pasaron discutiendo. Yo no sabía que hacer. El Negro, el amigo mas bueno que le conocí a Facundo, me miraba y se sonreía. Me hizo algún comentario que no recuerdo, apiándandose de mi.
Pero mientras esperaba que Facundo vuelva, me acordé de algo.
- Mari, me acompañás al baño? - Ella me miró sorprendida, porque pensó que yo iba a preferir quedarme ahí. Pero le hice un gesto y en seguida captó.
Nos metimos juntas en un baño y abrí la cartera.
Sorpresa!...


...tenía el celular de Facundo en mis manos.

20 comentarios:

  1. Bueno, los secretos tienen patas cortas, no?
    El sábado estaba trabajando con Tomás y Emi (recientes incorporaciones en la "novela"), cuando buscando unas anotaciones, encontraron una mini listita que hice para no perder la cronología de los hechos en el blog, y no saltearme de nada importante. Me empezaron a interrogar y no tuve otra opción que contarles este asunto del blog. Por suerte me entendieron y se bancaron que siga siendo todo secreto. Espero que no lo comenten, y si todo sale bien, quizás cuando lleue a la actualidad se los dejo leer (no sé, lo estoy pensando). Ah, eso si, me pidieron elegir sus seudónimos, asique las iniciales no coinciden con sus nombres reales.

    ResponderEliminar
  2. Jaaa... mi blog también estuvo a punto de ser descubierto, pero zafó :P

    Quiero saber que había en el celular de Facundo (porque como minita que soy, me la juego a que no dejaste resquicio sin revisar)

    Beso, Diosa!

    ResponderEliminar
  3. jajaja, Diosa, sos una ídola. Quiero sabre que encontraste en ese celular! Tus entradas deberían ser más largas, jajaja.

    ResponderEliminar
  4. tan grave sería que se enteraran? tampoco es que contas wwwwoooooowwwwwwww. ni que escribieran bien

    ResponderEliminar
  5. Que no se descubra carajo! Sino me mandas un e-mail contando la historia eh! jeje.
    Que cosas, por Dios hoy no duermo, NECESITO saber que decían los mensajes del celular. Siento que te odio por favor hace otra entrada ya!

    ResponderEliminar
  6. Ese anonimo que cierre la boca, porque esta historia nos tiene a miles con ganas de que actualices todos los dias todo el tiempo. Asi que sea como sea logra efecto en nosotros. Que se calle.

    Ayyyy que habra deparado ese celular! AMODIO tu suspenso diosa. Me caes barbaro. Gracias por siempre tus palabras en mi blog. Si!! All I need is love. Sera cuestion de que llegue, por ahora trato de probar y no negarme a nada por mas que me parezca que falta ese toque atraccion interna. Fijate en mi blog que ahi hablo de eso. Besos grandes!!

    VIL

    ResponderEliminar
  7. Paula: En realidad, estaba tan nerviosa que creo que algunas cositas me quedaron por mirar. Y tratemos que el blog quede en nuestra intimidad, hay gente que no comprende lo trágico que sería...

    Mar: Noo, si las hago mas largas no las lee nadie! Jaja! Es la única manera de que ustedes siempre vuelvan a leer ;)

    Anónimo: Es masomenos por las mismas razones por las cuales vos ponés anónimo en vez de tu nombre y apellido :)

    Ailu: No te preocupes, si se me quema el rancho y cierro el blog, te mando por mail como termina la historia jajaja! Y dormí che, ya estoy escribiendo la prox. entrada para subirla en estos días...

    Vilma: Jajaja que grande Vil!! No te preocupes, se queja pero lee y comenta :P
    Gracias por tu buena onda siempre, y ahora entro a tu blog a ver en que andas ahora!! No te das una idea como I need love estos días...

    ResponderEliminar
  8. Jajajajaja. Me encantó la respuesta al anónimo/a. "Para que tenga", como se dice vulgarmente. Es un tarado/a. No le hagas caso. Vos sos genial, Diosa. Merecés estar en el top ten de los grandes blogs argentinos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. yo creo que entre ganar un millón de dolares o ser poseedora por 5 min del celular de mi "amante>", elijo lo segundo
    bue, aunque capaz que con los dolares pago un hacker que le entre al celu, al mail, al fbk (jajajaj sabés por qué me río) y ponga un microfono en su sicoterapia
    besotesss me gusta horacio Otro día te digo por qué)
    BESOS NENA

    ResponderEliminar
  10. NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO, PAGO POR ALGO ASI, TE JURO!!
    aunque realmente... no sé, puede llegar a ser doloroso. A vos como te fue? daleeee por favor! ajjaja

    un beso diosa!

    ResponderEliminar
  11. tenes la habilidad de dejarme con muchas ganas de leer SIEMPRE.
    quiero saber qué paso, y además quiero saber, ¿porque no subis fotos a tu blogui?
    quiero que la diosa, facu y sus personajes tengan rostro. Por fiiiiiiiii (:
    saludos!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Ian: Cualquier persona que no pone identidad, es cobarde. Jajaja, gracias! Votame, votate :P Voy por el 23 creo...

    Casi Adulta: Jaja, con 5 millones te hackeo hasta la cuenta bancaria...bue, ahí ya no tendría sentido. Pero te contratás un investigador privado y listo el pollo! Aunque entendí la comparación...Y entendí por que te reís...que turra soy!! Jajajajaja!

    Úrsula: Otra que paga! Contratá un investigador privado y listo el pollo pelada la gallina (?). mmmmm, si querés saber como me fue, esperá hasta el próximo capítulo jajaja!

    Macarena: Noooo, nunca conocerán nuestras caras ni CUERPOS jajaja! De la misma manera que no pongo los nombres verdaderos...nadie sabe como me llamo! Es una manera de precervar la identidad de los que nombro. Nadie sabe de la existencia del blog, por lo tanto no tengo su concentimiento para revalar ciertas cosas de su vida. Asi es como no me veo en condiciones de revelar sus identidades...Además, que mejor que ustedes se los imaginen como mas les gusta. Ponele que Facu es onda Joaquín Furriel y yo soy onda Natalia Oreiro (las ganas!)

    ResponderEliminar
  13. Diosa, tambien quiero saber lo que encontraste :P aja, un beso muy lindo tu blog.

    ResponderEliminar
  14. Diosaaaa! que peligro!, vos con el celu de Facu!!. Esa Debora es una (ponele el insulto que quieras). Ya la detesto.. es la maldita de la novela!!! pero bueno, que divertida que es esta novela. Sos una genia!
    Ese anonimo es un tarado!!!, pobre, hay que tenerles lastima a los barderos anonimos! jaja

    Besotes Diosi!!!!

    ResponderEliminar
  15. Diosaa ! :) Me puse al día, estoy haciendo miles de cosas y dejé de lado mi blog y eso, pero por lo menos te leo, yy waaw, que peligrosa tentación tener el teléfono de Facu en tus manoss, yaa quiero saber que hiciste :P y de que te enteraste (si es que te enteraste de algo)..

    Y respecto a decirles lo del blog, fijate si que Emi y Tomás sepan y accedan a leerlo no te va a impedir escribir cosas sobre ellos. Yo no les diria nada, nadie te da la seguridad de que ellos no lo hagan público jaja.

    Un besoo Diosaa :), qe estés perfecto!

    ResponderEliminar
  16. El celu en tu cartera, mmmmmmmmm !
    Sería bueno que si no te va mencionarlo lo mantengas en secreto, por suerte te respetaron.
    lady baires

    ResponderEliminar
  17. YaaeL: Bueno, ya viene la segunda parte. Te doy la bienvenida al blog!

    Mia: No sería novela si no hay villana, no?? Si fuera todo ficticio la haría mas mala todavía, pero como es real, supongo que Débora tendrá sus razones...Los anónimos son cobardes, creo que eso dice mucho ya.

    Boon: Exacto, hago esto en privado porque mas allá que les moleste o no conserven el secreto, me quitaría objetividad a la hora de escribir, y yo quiero contar la historia tal cual es.
    Un beso, y me alegra que a pesar de tus obligaciones sigas entrando ;)

    LadyBaires: Si, por suerte son dos divinos y me entendieron y me respetaron. Quizás si lo hubiera descubierto otra persona sería catastrófico...

    ResponderEliminar
  18. ay el celular en mi cartera... para mi seria como tocar el cielo con las manos (bueno no se si tanto)

    hola emi y tomas!!! los saludo, soy simpatica a veces.

    en cuanto a vos diosa... tantos tipos atras y te metes con facundo.

    si fueses alguna de mis amigas ya te hubiese matado
    besitos

    ResponderEliminar
  19. Gracias Diosa!! :)

    Igual ya te agradeci el saludo por face tmb :D

    ResponderEliminar
  20. Cin: Vos tuviste acceso al celu de tu chico, asique sabés de lo que hablo!!
    No te gastes en saludarlos, no les dí la página. Salvo que se hayan leído todos los blogs y me hayan encontrado...en ese caso "hola chicos"
    Tantos tipos atrás...pero justamente el que no te da bola es el que mas te gusta...te suena? Besos!!

    Fox: De nada!!! Mejor pasá y leé vos!!

    ResponderEliminar