viernes, 12 de febrero de 2010

Nicolás, mi ex (1era parte)

Cuando yo tenía al rededor de 14 años, solía juntarme con un grupo de amigas que vivían cerca de mi casa. Pasábamos tardes enteras caminando por el barrio, tomando helados y charlando sentadas en las esquinas hasta que se hacía de noche y debíamos regresar. En esa época, mi amiga Emilce empezó a noviar con Fabio, un chico un año mayor que nosotras, también del barrio. Entonces Fabio aparecía tarde por medio (para hacerse desear) en bicicleta (tuneada, claro) acompañado de Nicolás, su amigo.
Así fue como conocí, hasta ahora a mi único ex novio.
Pero claro, en ese momento Nicolás me parecía insoportable, agrandado, y demás adjetivos descalificativos. Luego de un par de meses, Fabio se cansó de venir en su super bici, y Nicolás dejó de amargar mis tardes con su presencia.
El tiempo pasó. Y las casualidades, destinos cruzados y coincidencias en mi vida son muchas.
En el cumpleaños de 18 de Andrés, un amigo del barrio (de los del grupo de Eze y Maxi) lo volví a cruzar. Ellos se conocían del secundario, una técnica muy reconocida en la zona. Obviamente, me siguió pareciendo el mismo tarado de siempre. Rodeado de un grupo de 10 personas, haciendo chistes y llamando la atención. Y por algún motivo extraño, eso me molestaba mucho.
Mientras él coqueteaba con una amiga de Andrés, me acerqué al grupo a hablarle a uno de los chicos que yo conocía. Nicolás, al verme aparecer, frenó la conversación con sus dotes de adiestrador de aglomeraciones y se hizo un silencio. Incómoda, tuve que hablar:
- Jero, tenés algun chicle, caramelo, algo? Lo que sea! Quiero algo para ponerme en la boca - Si, imaginensé. Todos estallaron de la risa. Inclusive Nicolás. Pero no me afectó en lo mas mínimo y redoblé la apuesta. - Ay, gente, por qué se ríen así? Se les ocurren muchas opciones? Me alegro, después me las pueden venir a decir! - Y con mi mejor sonrisa dedicada al idiota, me fuí.
No se crean que le afectó. No. Siguió conquistando a la chica, quien días mas tarde, sería su novia.
Entonces, ¿cuándo entró yo en escena?. Se preguntarán.
Después de ese cumpleaños, en el que Nicolás además tocó (mejor dicho cantó) con su banda (formada por otros chicos del colegio), yo quedé en contacto con varios de ellos. Eran todos super buena onda, y mi amiga Laura ya había fichado a Jero. Por consiguiente, en las próximas salidas, no era raro cruzarlos en los boliches y quedarnos charlando con cualquiera de ellos, como si fueran amigos de toda la vida.
Hasta que un día, Nicolás cortó con la cachetona que se había levantado en el cumple de Andrés, y empezó a salir con ellos.
Charla va, charla viene, de a poco remontó su situación de idiota a boludo. Y luego de boludo, a pasable.
La cosa mejoró cuando nos agregamos en el msn. De por sí, los temas de conversación eran distintos a los que podíamos llegar a tener en un boliche. De a poco, lo fuí conociendo.
Un día, de casualidad, le conté un sueño que había tenido. Él, muy seriamente, me dió una explicación "coherente" y yo le creí. ¡Ilusa! Puro chamuyo... Pero así fue como Nicolás dejó de tener una connotación negativa en mi. Pasamos a hablarnos todos los días, a contarnos como nos había ido en el día, etc.
El 3 de Junio de 2006 fue el día clave. Sábado, mis amigas Mecha y Laura querían salir. Yo había discutido feo con mi vieja, asique tenía un panorama negro. Pero solo para llevar la contra, insistí y terminé saliendo igual. Fuimos a un Pub al que no solíamos ir, pero caímos de casualidad. Y ahí lo encontré. Nicolás y sus dos amigos estaban sentados, casi como esperándonos.
- Nosotros ahora nos vamos a bailar, quieren venir? Estamos con los autos. - invitó Nico. Al principio desconfié, pero después miré a las chicas y decidí aceptar. Viajamos en su auto, yo adelante, mientras cantábamos a los gritos "Kiwi melón".
Llegamos a destino, entramos. Afuera era invierno, pero adentro nos moríamos de calor.
- ¿Me guardás la camisa en tu cartera? Me quedo solo con la remera. - me pidió.
- Si, dale. Acordate eh!
Después de canjear las consumiciones, no hicimos otra cosa mas que bailar. Toda la noche, todos los ritmos. Cada vez mas cerca, cada vez mas transpirados, cada vez mas encantados. Bailamos y bailamos.
- Diosa, es tarde, con Lau pedimos un remis para dentro de media hora. - me avisó Mecha mientras me hacía seña de que estaba podrida de bancarse al amigo de Nico que le había tocado.
- ¿Se van?
- Si, es tarde ya. Las chicas pidieron un remis.
- ¿Para qué? Yo las llevo!
- Las chicas viven lejos, dejá no te preocupes.
- Si querés vos quedate. Yo te llevo, de verdad.
- Preferiría que no Nico, la próxima, si?
Pero por el contrario de ofenderse, Nicolás no me sacaba la mirada de encima. Me sacó a bailar la siguiente canción y terminó besándome. Fue el beso que mas remé en mi vida (sacando los de Facundo). Lo desié toda la noche, y ahora estaba pasando.
Me despedí, y me retiré con mis amigas.
Al otro día, después de dormir una super siesta, me conecté.
Nico dice:
Hola Diosa!
LaDiosa dice:
Hola, ¿Cómo estás?
Nico dice:
Bien, estaba esperando que te conectes
LaDiosa dice:
¿En serio?
Nico dice:
Si, me gusto mucho anoche.
LaDiosa dice:
A mi también me gustó.
Nico dice:
No hubiera querido que te vayas nunca.
LaDiosa dice:
Me tenía que ir Nico.
Nico dice:
La verdad es que me sorprendí, yo pensé que te gustaba Jero.
LaDiosa dice:
¿Jero? ¡Ni loca! Igual, yo pensé que a vos te gustaba Laura...
Nico dice:
¿Laura? Nada que ver! Yo me acerqué a ella para estar cerca tuyo en realidad.
LaDiosa dice:
Y yo hice lo mismo con Jero...
Nico dice:
Me alegra saber que estábamos confundidos, ¿Cuándo voy a poder volver a verte? Creo que ya te empiezo a extrañar...
LaDiosa dice:
Cuándo quieras Nico, cuándo quieras! Además, me quedé con tu camisa! Jaja!
Me invitó a tomar un helado. Me pasó a buscar por casa y pasamos toda la tarde juntos. Era la primera vez en mi vida que experimentaba algo así, y me encantaba.
Me dediqué a analizarlo: alto, flaco, castaño claro, ojos indefinidos, entre verdes y celestes. Mirada triste, sonrisa compradora. Manos grandes, dedos largos. Y besos delicados.
A partir de ese día, no hicimos otra cosa mas que extrañarnos. Él estudiaba Sistemas en la UTN, y ahora empezaba a trabajar en una empresa, asique estaría ocupado full time. Yo estaba en el último año del secundario y lo único que tenía en mente era mi viaje de egresados, además de los conflictos constantes que había en el curso que me estresaban todas las mañanas.
De todas maneras, siempre nos hacíamos un tiempito para vernos. Un día, nos encontramos para tomar algo, y terminé acompañandolo a darse una vacuna que le exigían para la facultad. Pasamos por la casa, me regaló un chupetín y así como quién no quiere la cosa, me presentó a su familia. La madre una divina, el hermanito super tímido, y el padre muy respetuoso. Me invitaron a comer, y acepté. Cuando terminó la cena, el padre me llevó a mi casa en su auto. Ese día supe que Nicolás no iba a ser uno más.
Sin embargo, pasaban los días y seguíamos siendo "amigos". Yo sabía que ya no lo éramos, pero me estresaba tener que hablar de él o presentarlo como mi "algo". Hasta que un día se lo dije:
- Nico, yo se que me querés y sabés que te quiero. Pero me mata saber que en algunos meses me voy a Bariloche y no se que es lo que dejo acá, entendés? - me acuerdo que se me quedó mirando y dijo un montón de palabras juntas sin sentido. Hasta que abrió la mochila y sacó un papel y me lo dió.
- Quiero que lo leas mientras te miro a los ojos. Quiero ver tus gestos, tu sonrisa. Leé.
Intrigadísima, abrí y leí. Me costaba entender la letra desprolija, pero cada renglón era una manera distinta de declararme su amor. Me decía cosas como que yo me había convertido en su sostén, en su alegría, en sus noches de sueño (padecía de insomnio), en su entusiasmo para hacer las cosas...y que no me quería perder. Terminaba con un "te quiero". Bajé el papel y lo miré con una sonrisa.
- ¿Querés ser mi novia? - me preguntó. Pensé que no iba a escucharlo jamás. Lo abracé y lo besé. - ¿Eso es si?
- Si tarado! Si yo te estaba diciendo eso!! Obvio que quiero...
Y a partir de ese día (aunque siempre tomamos el 3 de Julio como nuestra fecha), fuimos novios.



- Doble a la derecha. Llegamos Facu.
- Pero me contaste como lo conociste, pero no porque fue a tu casa llorando. Falta la mitad de la historia.
- La parte fea jaja! - dije y lo besé. - Mañana te la termino de contar entonces.
Me bajé del auto y entré a casa mientras Facundo me hacía chau desde la ventanilla. Faltaba contarle por qué mucha gente me juzgó por haber dejado a Nicolás; por qué después de él, se me hizo tan díficil no aburrirme de los hombres...

...faltaba contarle lo más importante.

17 comentarios:

  1. Mmmmm la cagada te la mandaste vos, Diosa?

    ResponderEliminar
  2. Animos Diosa! Yo tmb mucho tiempo quise y no pude, pero el momento llega, tarde o temprano llega!

    ResponderEliminar
  3. JAJAAJAJ, diosa ya no es santa(?

    ResponderEliminar
  4. AY, diosa, tenés una habilidad excelente para dejarnos con la intrigaaaaaaaa! En serio, quiero saber. Siempre me da toda la fiaca leer pero acá ya me leí tu blog de pe a pa y cada entrada, aunque sea larga, me la leo entera, eme ncanta.

    Y gracias por tus palabras, son tan alentadoras.. De verdad que me hacen bien. Gracisa, Diosa. Un besito.

    VILMA

    ResponderEliminar
  5. Ese suspenso que dejas... escribí rápido porque me muero por saber!
    Que estés muy bien!!

    ResponderEliminar
  6. "Nunca mas volví a ver a Facundo con otra chica. Ni me quiero imaginar lo que sentiría en esa situación. A pesar de que sé que no soy la única dueña de sus besos, en los dos años que hace desde que lo conozco, y teniendo en cuenta que frecuentamos los mismos lugares y en consecuencia lo veo bastante seguido, no volví a experimentar esa sensasión de vacío y engaño. Ojos que no ven, corazón que no siente, dicen. Sin embargo, cada día que pasó después de ese, me di cuenta que él jamás tuvo reparos en decirme ese tipo de verdades.
    De la misma manera que Facundo jamás me prometió una relación seria, tampoco nunca me mintió. Siempre fue sincero, me cuenta algunas cosas y sabe que hay otras que son mejor no decir. Pero por sobre todas las cosas, siempre me respetó. Queda en mi si acepto o no esas reglas."

    Sé que es viejo pero recién terminó de leer todo el blog y además de decirte que, fuera de joda, me ENCANTA, sentí que con esas palabras estabas describiendo mi relación actual. Así que me da por demás intriga saber como sigue el asunto.
    Un beso!
    (Ah, en mi blog hice lo que supongo hacés aca, cambiar los nombres y dejar las iniciales. Gracias por la idea!)

    ResponderEliminar
  7. Qué lindo lo de Nicolás, pero quiero continuación. Muy bueno !
    Beso!
    Lady Baires

    ResponderEliminar
  8. Genial manera de contar esta historia...

    A ve como se presenta el final...

    BEsos y Éxitos Diosa!

    ResponderEliminar
  9. siii quiero saber mas...y cuanto duró??
    ojalá yo pudiera decir que tengo un sólo ex en mi haber jajajaj

    ResponderEliminar
  10. Guau, que buen comienso para una historia romantica.....como Homero, relatando primero la Illiada y despues la Odisea!!! jajaj

    espero la continuacion....

    besos Diosita!

    ResponderEliminar
  11. La idea de Diosa se cayó un poco; digamos no parecés tan diosa. Jajajaja. Es una broma.
    Linda historia. De veras. Pero bueno, falta ver la continuación.

    ResponderEliminar
  12. Me muero por leer, Diosa! Aunque te confieso que se me movió todo adentro y me parece que con lo que sigue se me va a terminar de desmoronar...

    Me encanta tu historia.
    Beso!

    ResponderEliminar
  13. No te preocupes. Lo eliminé enseguida. En realidad eliminé a dos Carlos, por si a las dudas, porque no me acordaba cuál era.

    ResponderEliminar
  14. Me encantó cómo se pusieron de novios!

    Quiero saber máaaaaaaaas XD

    ResponderEliminar
  15. me gustan las historias de los ex. siempre hay mucho que contar.

    queremos saber la continuación.
    un beso :D

    ResponderEliminar
  16. Gente!! Un millón de gracias a todos por estar siempre presente, con la vista cansada al monitor!
    La historia se me hizo un poco larguita, asique va en 3 partes!!
    (de más está decir que a Facundo no le conté tanto detalle..pero uds lo merecían!)

    ResponderEliminar