martes, 29 de diciembre de 2009

El Misio

Ezequiel me pasó el mail de Lautaro, y después de dudar un rato, lo agregué. A la media hora, me aceptó.
- Hola - escribió. Tenía una foto suya (muy linda) y de nick la siguiente frase (no me olvido mas): "Podría disimular, pero el olor de tu voz se acurrucó entre mis cosas". Si, a Lautaro le gustaba Ivan Noble tanto como a mí. Increíble, teniendo en cuenta que no a todos le pasa y hasta algunos no saben ni quién es.
- Hola! Eze me pasó tu mail, no se si te acordás de mi
- Ah si, Diosa, no? ¿Cómo estás? Veo que te gusta Ivan...
- Si! Mucho. Raro, no? Que casualidad que los dos tenemos de nick frases de la misma canción - contesté, y así hablamos un rato de música, pero enseguida la conversación se murió. Yo no quería parecer pesada, asique no le hablé mas. Demasiado hice agregándolo. Pero ya lo iba a volver a cruzar en otra oportunidad...

Al lunes siguiente, ni quería entrar en el aula. Pero por suerte, todos actuábamos como si nada hubiera pasado. El profesor de Historia de la Tecnología, nos mandó a hacer un trabajo de investigación en grupo. Nos dividimos como pudimos, y por esas casualidades de la vida nuestro grupo quedó: el Bloque + el misio. Yo, chocha!. Arreglamos para juntarnos ese mismo viernes después de clase. Yani ofreció su casa, ya que todos trabajaban e ibamos a poder estar tranquilos. Como el misio vivía lejos (tenía 2 hs de viaje el pobre!!), no le convenía ir a la casa y volver. Yo, muy bondadosa, le dije que podía venir a almorzar a mi casa y de ahí nos íbamos de Yani que vive a 2 cuadras. El misio aceptó en seguida.
Y llegó el viernes. Salimos de la facu, y nos tomamos el colectivo hasta casa. Mi abuela, una santa, se desvivió por atender al "chico que venía de visita". Por supuesto que tanto ella como mi mamá quedaron enamoradas de "lo atento y educado" que era el misionero. Almorzamos fideos con tuco (riquísimos), pero como los devoramos, tuvimos que hacer tiempo hasta la hora que nos había dicho Yani.
- Ponete cómodo, misio. Sentante en el sillón. Yo voy a juntar unas fotocopias que conseguí para el trabajo y ahí vengo - dije mientras subía a mi habitación. A los 5 minutos bajé y me encontré con el misionero durmiendo plácidamente tirado en mi sillón. Tan placidamente estaba, que hasta roncaba...Si, lo que leen. Se durmió en el living de mi casa y roncó!! Estuve tentadísima por sacarle una foto o filmarlo, pero mi mamá no me dejó
- Dejalo pobre chico! Está cansado..no seas mala! - me dijo.
Lo desperté cuando se hizo la hora. Lo tuve que sacudir casi!
- Misio. Misio. Misio!! Es la hora, dale
- Eh? Dónde estoy?
- En mi casa, en mi living, te suena?
- Ah si! Diosa, perdón je. Che, te puedo pedir pasar al baño?
- Si, andá. Ahí está la puerta. - dije señalando un bañito de servicio que está al lado de la cocina.
- No hay otro?
- Si, arriba...por?
- Porque estoy como descompuesto, viste. Y queda feo que use éste...
- Bueno...andá
- Y dame otro rollo de papel...por las dudas, viste...
Ay dios mio! A mi me atraía ese chico??? Que desagradable! En un momento miré toda la casa, buscando la cámara oculta, porque de verdad que parecía una joda!
Cuando por fin salió (habrá tardado uno 20 minutos fácil), fuimos a lo de Yanina. Marianela ya había llegado.
- Chicos, quieren tomar algo? - preguntó Yani, que siempre se caracterizó por ser muy hospitalaria
- No, gracias - contesté yo. Los fideos me salían hasta por los ojos.
- Yo si! Un cortadito, o algo de eso, puede ser? - dijo el misio. Lo miré, y desnutrido no parecia. ¿Cómo hacía para manducar tanto?. Pero después recordé su paso por el baño y me cerró todo.
Hicimos el trabajo, y por la nochecita cada uno volvió a su casa. El lunes siguiente, hicimos la presentación, y al profesor le gustó mucho. Nos sacamos buena nota.
- Como lo mirás al misio, eh...- me dijo Germán en el recreo.
- Con los ojos! ¿Cómo lo voy a mirar? - contesté al pasar
- Te gusta, se nota - no lo admití, pero tampoco lo negué - Te voy a hacer gancho - continuó Germán.
- No, gracias Ger. No quiero! - dije nerviosa. Ya me veía venir cualquier cosa. Germán era bueno, pero muy chiquilín, y no sabía cuanto tacto podía llegar a tener.
- En serio te digo, Diosa. El misio me cae muy bien, lo quiero un montón. En estos meses encontré una persona excelente en él. Y me pondría muy feliz si estan juntos.
- Jajaja, me hacés reir nene!! - dije con una sonrisa. Al fin y al cabo, chiquilín pero tierno. - Por más que me guste el misio, no quiero que hagas nada, de verdad!
- No te preocupes, armo una salida para este finde. Y esta vez, él viene si o si! - dijo con determinación mientras iba para la fotocopiadora, donde estaban los demás...

...Y entonces, ese sábado volvimos a salir todos.

5 comentarios:

  1. Sos mala... Nos dejas con la intriga ahora!
    Queiro saber que paso en esa salida.

    Por otra parte, esas cosas de la descompostura nos causan asco a todos... Cosa que no entiendo porque a todos nos puede pasar =P... Tampoco entiendo porque se pidio un cafe si estaba asi... jajaja

    ResponderEliminar
  2. Ah, los amores de la adolescencia... cuánta nostalgia me dio leer esto... Y ahora necesito la continuación!

    ResponderEliminar
  3. Como te dije, misio, me cayó bien de entrada nomás.
    Qué buena salida te esperaba el sábado.
    Diosa, todas las etapas son lindas, pero esa es sensacional y es la que te marca muchas cosas para el futuro.
    Si no te veo, te dejo un gran beso de Año Nuevo!!!! :)
    Lady Baires

    ResponderEliminar
  4. Hola bonita!!!!
    Gracias por tu comentario!!
    Te cuento que leí a los apurones, pero me gustó mucho tu blog, por eso, te enlazé al mío así me pongo bien al día!!!!
    Te dejo un besote enorme, te deseo un feliz año y ya nos encotraremos más seguido!!!

    Después del 1 de enero, pasaré con más calma (a las 16 me estoy yendo de vacaciones, pero no quería irme sin saludarte)!!
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  5. Samantha: Yo tampoco entendí nada. Pensé que lo del café era una receta de Misiones o algo así jaja! La historia continúa....

    Eric: Podés seguir siendo "adolescente" hasta los 50 si querés...

    LadyBaires: Misio empezó bien, pero después decayó mucho. Y si, esta etapa es lo mas, por eso quise patentarla en un blog :)

    Paula: Me pone muy contenta tu respuesta! Y mucho mas saber que me vas a leer!!

    Un muy feliz año para todos!! ♥

    ResponderEliminar