lunes, 4 de enero de 2010

Cumpleaños Feliz (2da parte)

Enterarme lo que había pasado entre Lucila y el misio me puso furiosa. Pensé que definitivamente esa noche estaba perdida. Pero Ezequiel me acababa de dar una razón para olvidarme de todo y de todos, y disfrutar la salida.
- Un gancia batido, por favor - dije cuando me acerqué a la barra. Oh, casualidad, Lautaro estaba al ladito.
- Opa! Mirá a quién me encontré... - me dijo cuando me reconoció.
- Ah, Lautaro! - "Por dios, no me había equivocado", pensé, "es muy lindo" - ¿Qué hacés?
- Vine con mi amigo Claudio, pero lo perdí. Asique me vine a pedir algo. ¿Vos?
- Es el cumple de Eze, ¿sabías?
- Uy no me digas! Estuve recién hablando y no lo saludé! ¿Dónde está?
- Con mis amigos. Vení que te acompaño - Asique lo llevé a donde estaban los demás. Las chicas me miraron y les hice una seña. Lautaro se disculpó con Eze y le dijo 40 bromas de las cuales entendí 2, ellos tenían sus códigos del secundario.
- Me parece que hoy termino con LaCruz - me dijo de golpe Yanina al oído.
- Nena, estás loca. Ese pibe es horrible, engreído, y traga! - le contesté
- ¿¿¿Pero vistes el lomo que tiene??? - dijo mientras se mordía el labio y miraba hacía arriba.
- Porque toma pastillas...es un boludo Yani, ni se te ocurra! - al no escuchar la respuesta que quería, Yanina se fue.
- ¿Vamos a la otra pista? - me dijo Lautaro de golpe.
- Bueno - ¿Había que dudar la respuesta? Nos pusimos bien en el medio, pero se complicaba bailar ya que ambos sosteníamos un trago. Asique nos quedamos charlando. Por encima de su hombro, pude ver a su amigo Claudio, queriendo chamuyar a Marianela, y ella haciéndose la difícil.
- ¿Que mirás? - me dijo al ver mi distracción
- Ahí está tu amigo - y los señalé - con mi amiga...hay onda?
- No se, este Claudio es terrible! - "¿Y vos?", pensé - Pero tu amiga no se deja!
- No, es media lenta para esas cosas...
- Entonces a él no le va a gustar - y dicho y hecho, a los 2 segundos cada uno se había ido por distinto lado. Y ahi quedamos los dos, hablando de la vida. Me contó que estudiaba Diseño Audiovisual. Que era de River. Que tenía un perro que se llamaba Chuletas. Que ahora estaba soltero. Que no trabajaba. Que vivía cerca. Y algunas cosas mas que no abré registrado por babosearme mientras me hablaba. Y entre preguntas y respuestas me besó. ¡Qué besos!. Nuestras bocas se llevaron bien enseguida. Había química sin duda.
Lo vi pasar a Ezequiel, y me hizo una seña con el pulgar arriba. Había conseguido lo que quería. Ese chico me cautivó desde el momento que lo conocí, y ahora lo tenía abrazado a mi cintura. Y así estuvo el resto de la noche. Me pidió mi celular, y prometió mandarme algún mensaje en la semana.
Se hizo de día, y en el Pub empezaban a echar a la gente. Me acompañó al guardarropas y nos sentamos en una silla al lado de la puerta, para ver pasar a los demás cuando salieran. Me senté arriba de él y nos tapamos con mi abrigo (corría un frío Agosto). Fue un momento super romántico, y juro que a cada segundo, Lautaro me gustaba mas.
- ¿¡Qué hacen ustedes dos?! Sacá ese abrigo que les quiero ver las manos! - era Claudio. Y para sorpresa nuestra, estaba de la mano de Yanina. La miré y me devolvió una sonrisa que entendí al instante. Nos paramos y salimos los 4 del Pub.
Marianela estaba llamando a un remis. La pobre estaba cansada de mirar el techo, y quería llegar a su casa. Asique cuando llegó el auto, nos despedimos muy cariñsamente y nos fuimos.
- Ay, estoy tan contenta!!! - les dije mientras viajábamos.
- Menos mal, sino quien te bancaba la depresión del misio? - me dijo Mari
- No lo nombres por favor! No arruines mi momento feliz! - contesté con una sonrisa
- ¿A uds les parece? Me fui a chamuyar al idiota de LaCruz y terminé con el divino de Claudio! - saltó Yanina
- ¿"Divino"? - dije sorprendida
- Ay Diosa, no sabés lo que es ese hombre! Te activa todos los sentidos! - contestó emocionada
- Pero yo lo vi queriéndose chamuyar a Mari!! - había una parte que no entendía.
- Si, parece que de ahí, cuando le dije que no, cayó a donde estában ellos y se metió en el medio.
- Claro, LaCruz me estaba diciendo muchas gansadas juntas, entonces aparece él y le dice: "Che, LaCruz, te la pensas ganar diciéndole esas cosas pasadas de moda? Por lo pronto, dejá de hablar de la facultad, nerd!". Se ve que el pobre se sintió mal, porque se fue, entonces yo me quedé hablando con Claudio. Y no necesitó muchas palabras mas para convencerme!!! Ay, Mari, lo que te perdiste!
- No me gusta
- Mejor! Diosa, te imaginás saliendo los cuatro juntos??
- Ojalá Yani...ojalá

...pero todavía faltaba una pieza para completar el esquema.

8 comentarios:

  1. este lautaro se las trae, me parece que viene pa larga su historia...o me equivoco???

    ResponderEliminar
  2. Qué lindo cuando conseguís al que querés!
    Genial por Lautaro y por vos también.
    Lady Baires

    ResponderEliminar
  3. Que pieza? Dios... Me vivis dejando con intriga!

    ResponderEliminar
  4. Me caen bien los Lautaros, igual medio off topic el asunto pero el que va haciendo un laburo de hormiga es Juan, le pongo todos los porotos

    ResponderEliminar
  5. Adulta: No te equivocas. Lautaro es importante en la historia

    LadyBaires: Siii, es tan gratificante y un mimo al ego, que de vez en cuando, todos necesitamos!

    Noe: :) Gracias!

    Samantha: Es la idea! Ya te vas a enterar...

    Tararira: Veremos veremos, después lo sabremos!! Lautaro es un nombre ficticio igual. El muchacho tiene otro nombre parecido.

    ResponderEliminar
  6. aaaaaay pobre mari ... me encantó el relato, me gusta como redactas.
    voy a seguirte, y espero pronto la próxima pieza.
    saludos mujer!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Macarena: Muchas gracias! La única que se acordó de Marianela. No te preocupes que ya va a tener revancha!

    ResponderEliminar