sábado, 30 de enero de 2010

Mi remedio sin receta

Me habló por msn para pedirme la dirección. Para mi sorpresa, conocía todas las calles. Me desconecté y empecé a revolver el placard. "Ni muy crota ni muy producida, se supone que estoy convaleciente", pensé. Por fin elegí, capri negro y remera rosa. Normal.
Me preparé un té para poder tomar el remedio. Pero caminaba por las paredes de los nervios. Agarré el teléfono y llamé a Marianela.
- No doy más! Ya son 5 y media! No viene...
- Ay Diosa! Pará un poco! Ya va a llegar
- Si te corto es porque tocó timbre.
Y así me calmó los nervios hasta que sentí el super riiing que tanto ansiaba. Corté, respiré profundo y abrí. Cualquier síntoma de anginas, en ese momento desapareció.
- Ah, no me esperaste para el té! - me dijo al ver la taza.
- No, no pude. Ya me había pasado media hora del medicamento. Pero te preparo algo! ¿Qué querés?
- Nada, no te preocupes.
- Bueno, te traigo gaseosa.
- Te traje esto - dijo dándome un alfajor. Morí de amor. Lo guardé porque ya había comido galletitas con el té.
Nos quedamos viendo la tele, hasta que llegó mi familia del velorio. Cómo las cosas no estaban 10 puntos, nos fuimos a mi habitación. Él, muy cómodo, se sentó desparramado en la cama, y yo en la silla del escritorio.
- Te traje películas. Supuse que ibas a estar embolada el finde sin salir ni nada. Me las devolvés otro día.
Charlamos toda la tarde. De infinidades de cosas. Por supuesto, en cada una de sus anécdotas aparecía Lautaro. Tenía ganas de decirle que no lo nombre mas, pero por otro lado, me intrigaba saber como se llevaban entre ellos.
Se hizo de noche y nosotros seguíamos hablando, cada uno en su lugar. No intentó hacer nada y yo tampoco le dí lugar.
- El otro día, Débora me preguntó si andaba con Marianela. - me dijo en un momento.
- ¿Posta? Claro, porque a ella la conoce.
- Claro. Le dije que no y me pregunto si estaba con la amiga.
- ¿Yo?
- Si. Está media insoportable Débora. El otro día, viste que levanté a esa amiga de mi hermano y la senté en la barra? - Si, ootra vez Lautaro!.
- Si, la petisita que quería ser alta!
- Esa! Bueno, Débora se enojó y mucho, porque dice que se lo hice a propósito. O sea...
- Está celosa. Se lo notaba en la cara el otro día cuando se iba caminando a la mañana y se daba vuelta para mirarte.
- Si, me dijo que pasó caminando por al lado mio y como yo "estaba re entretenido hablando con las dos chicas esas" ni la vi.
- ¡Viste!
- Me preguntó que onda con vos, asíque cuando vayas a pedir un gancia, pedilo en otra barra porque la hija de perra esta capaz te lo escupe o algo.
- Lo voy a tener en cuenta! Igual no creo que me reconozca.
- Pero a Mari sí, asique por las dudas...
- ¿Después se tranquilizó?
- No, me contó con quiénes estuvo ella (sin que yo le pregunte nada) como para... no, la verdad no se para qué!
- Bueno, en realidad sabés para qué...
- Después me preguntó si podíamos vernos. Le dije que sí y me preguntó para que querría verla. O sea, te dije que sí podía verte, no que quería.
- Ay, vos también! Ella sigue enganchada evidentemente - ya en ese punto, Débora me daba lástima, en el buen sentido de la palabra. Era evidente que no sabía que hacer para recuperar a Facundo.
- No se, pero si va a arrancar con esos planteos desde antes de vernos, mejor no. Le dije podemos porque tampoco tengo motivos para no verla, que se yo... ya me hinchó las pelotas.
- ¿Qué pasó? ¿Era muy pesada o qué?
- No, me mintió. Y si no hay confianza...listo, no hay nada! Ahora es pesada! Pero que se joda por mentirosa.
Creí que era suficiente. Ya sabía bastante de Débora, no quería hablar mas de ella. Le pregunté si quería tomar algo pero lo único que Facundo hacía era dar vueltas arriba de la cama. Si, me tuve que contener, lo admito.
- Viste una película que se llama "Sabrina"? No la bruja adolescente, eh!
- Si, la que es la hija del chofer? - dije recordando la trama. Sabrina (Julia Ormond) era la hija del chofer de una rica familia. De chica contemplaba a los hijos: David (Greg Kinnear) y Linus (Harrison Ford). Pasa el tiempo y Sabrina se va a París. Regresa convertida en una bella y sofisticada mujer. Cuando David la ve, se enamora, tanto que está dispuesto a romper su compromiso con una millonaria. Linus cierra un trato comercial con el padre de la actual prometida de David, y no quiere que nadie se interponga en sus negocios. Así que decide salir con Sabrina para que su hermano no caiga en la tentación...pero se termina enamorando de verdad. Interesante, no? Y muy elocuente.
- Esa misma. La onda es que en una parte un tipo tiene dos copas en el bolsillo y se sienta encima...lo cual casi me pasa con el chupito que me robé de Crow's el finde. ¿Te acordás?
- Si, me acuerdo! ¿Pero te sentaste?
- No, pero casi. Cuando llegué a casa lo saqué del bolsillo y me acordé de la película. - Facundo siempre tenía una escena de una película para cada cosa que pasaba. De más está decir que es fanático del cine y además posee una memoria privilegiada para recordar cada detalle.
- A mi la peli me hace acordar otras cosas - dije riéndome pero no contestó. Quizás no entendió, o quizás mejor no entender.
Pasadas las nueve, empezó a amenazar con irse, pero no se movía. Hasta que le llegó un mensaje.
- Mis amigos me dicen de ir a un boliche de capital.
- Oh, divertite - contesté triste.
- No te perdés de nada, hace mucho calor.
- Eso no me levanta el ánimo Facu! - dije riéndome. Cuándo los mensajes eran mas insistentes y la hora avanzaba, decidió irse de verdad.
El humor en mi casa era el peor. Y eso me dolió mucho. Seguramente en otra oportunidad mi mamá lo hubiera invitado a comer como hizo con mi ex la primera vez que vino de visita, o al menos le hubiera dado charla, como hace con todos mis amigos. Pero ese día todos se sentían mal, asique Facu se fue sin pena y sin gloria.
Le abrí la puerta y me saludo con un beso sopapa en el cachete y se fue. Sin haberme dado ni una sola caricia en todo el día. ¿Miedo de contagiarse?. Definitivamente no. ¿Entonces por qué?
Al rato, me llega un mensaje:

"todavía estoy en casa, vos decís que llego a las hora que me citó mi amigo? :P"

Bien! Qué te manden un mensaje desupués de haber hablado 4 horas seguidas, es buen signo, no? Contesté:

"Jaja, probablemente no. Gracias por la compañia de hoy! Espero no haberte contagiado"

No, que lo iba a contagiar! ¿Con un beso en el cachete?. Al rato me llega:

"fucking humedad, ya tengo ganas de bañarme de vuelta! Y no me tenés que agradecer la compañía, me caés chévere"

Ay, chévere! Esos términos que usa! Mas tarde me llega un mensaje multimedia con una foto de un montón de gente sentada en un colectivo con la leyenda: "lo único que te perdés por no salir es un viaje en colectivo". Ahí terminé de morirme de amor. Obvio que no me perdía solo eso, pero él hacía que yo viera las cosas de otra manera, y siempre me sacaba una sonrisa con sus ocurrencias.
Ese día, me dí cuenta de algo...

...estaba completamente enamorada de Facundo, como nunca antes lo estuve en mi vida.

16 comentarios:

  1. Me bajé las últimas dos entradas juntas.
    Qué tierno, Diosa! Me encanta!

    Al que no termino de entender es a Lautaro, pero bue..

    Beso!

    ResponderEliminar
  2. Vengo leyendo hace rato calladita la boca. Muy interesante tu historia. Me encanta todo el rollo con Facundo. Espero por lo que sigue, obbbbvio!!!
    Y es cierto... si después de tantas horas de charla, te sigue mandando sms... es porque seguía pensando en vos todo el tiempo. Buena señal.
    Besote!!

    ResponderEliminar
  3. Haaaaaaay, me muero!
    Ese chico es un idolo!
    Igual te vinieron bien las anginas!!!
    Que terrrnura!

    Con respecto a mi entrada..no te preocupes, todabia no la mate...pero no falta mucho.
    Entra de nuevo y vas a entender!!

    besitos

    ResponderEliminar
  4. Me ha tomado tiempo leer esta entrada pero te quedo muy linda.
    Sobre todo eso de " ...estaba completamente enamorada de Facundo, como nunca antes lo estuve en mi vida. "

    un beso

    ResponderEliminar
  5. No, que lindo (L) es tan distinto en serio.

    ResponderEliminar
  6. Paula: Yo tampoco lo entiendo, no te preocupes!

    Laperra...: Gracias por leerme! Igual me gustaría que abrás la boca mas seguido entonces! Jaja! Welcome ;)

    Mia: Nunca fu tan feliz por agarrarme anginas en mi vida!
    ¿Sabés qué? Se ofreció a llamarme al celu a las 4 am para despertarme a la hora del remedio. ¿Quién hace eso?

    Little: Totalmente! Y hoy lo veo con mas claridad que en ese momento...

    Ailu: ¿Distinto a Lautaro? Obvio!

    ResponderEliminar
  7. Haaaaaaay! me caigo y me levanto!!!!!! ajajjaja

    ResponderEliminar
  8. ufff me puse al día, que estrés
    comentarios
    1) la colorada bien conchudita, no?
    2) seguramente era una faringoamigdalitis viral cuando te vio la primera doctora y luego se sobreinfectó, o simplemente todavía no habían aparecido los signos que caracterizan a la angina pultácea, pero no creo que se haya equivocado la joven colega. el tratamiento de la faringitis viral es sintomático: reposo, analgesia y abundante hidratación v/o. si luego agregó infección bacteriana, recién ahí está indicado el tratamiento antibiótico, pero no tenía por qué agregarla y está mal mandar antibióticos en infecciones virales. (si, re aburrido mi comentario, pero dejame defender a los médicos jóvenes, que tenemos mucho que aprender pero también abemos manejarnos)
    3) es un amorete facundo, la verdad. me intriga mucho saber cómo siguió la cosa...
    te leo atenta
    beso!

    ResponderEliminar
  9. ¿Intentaste presentarte ante un concurso de literatura? Deberías. No te pagan excelentemente (hay algunos concursos que sí, claro), y te publican el libro o aparecés en una antología. Creo que lo de vivir de la escritura viene por ahí. Empieza por ahí. Hay que ir subiendo escalones. Uno por uno.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. ¿O por qué no elegiste una carrera como Comunicación o Periodismo?

    ResponderEliminar
  11. CasiAdulta:
    1) Si, muy conchudita. Depués me enteré mas cosas de ella que lo confirman. Ya vendrá.
    2) Bueno, no quise ofenderte, pero la verdad es que yo intuía que eran anginas desde la primer rayita de fibre. Me suele agarrar todos los veranos (éste vengo invicta). Igual, vos entendés mas, asique te doy la derecha.
    Interesante la clase de anatomía igual! Jaja! Que genia...
    3) Otra que se enamora de Facundo! Lo supuse jaja

    Ian: Como dice al lado en mi perfil, una profesora presentó un cuento mío (a escondidas mio) en un concurso y salí tercera. Pero me regalaron un diplomita y una medalla nomás :( Igual, creo que no tengo el talento suficiente, lo mio es programar! Jaja
    Ya te escribí en tu blog los porqueses

    ResponderEliminar
  12. -Qe lindo qe te lleben peliculas cuando estas enfermaaa, me encanto el blooog, te sigo (:

    ResponderEliminar
  13. Qué ternura Facundo, y tu frase del final...única!
    Me maté de risa con tu comentario en mi blog.
    Besos!
    Lady Baires

    ResponderEliminar
  14. Ahh,, respecto a mis materias de segundo año:

    Introducción a Base de Datos (anual) - espero notas
    Matemática III (probabilidades y estadísticas)
    Algoritmos y Estructuras de Datos
    Objetos I
    Ingeniería de Software
    Introducción a Sistemas Operativos
    Seminario de Lenguaje (PHP, C++, ADA ó .NET) - ya la tengo adentro.

    ResponderEliminar
  15. Cande: Si, muy lindo..aunque bueno, solo vi una jaja. Gracias!

    LadyBaires: Esa frase hace muuucho tiempo que la vengo masticando...
    Jajaja! Muy bueno tu post

    Daniela: Ayyy que herrrmooosas materias!! Ahora te contesto en tu blog!

    Besitos a todos!!

    ResponderEliminar