martes, 26 de enero de 2010

Hay que salir al sol

La verdad es que lo único que quería escribir era: "¿Qué miércoles es la colorada en tu vida? ¿La querés?", cuando por fin Facundo me habló después de las vacaciones. Pero hasta el día de hoy, nunca pude hacerle esa pregunta.
Facu dice:
estoy mirando pollitos en fuga
LaDiosa dice:
yo ya la vi, si querés te cuento el final y listo! :P
Facu dice:
para mi que se fugan!
(chiste bobo, ya sé, pero me descostillé de la risa en el momento!)
che como q siga este clima no voy a poder hacer valer la estadía en pileta q me gané :P
LaDiosa dice:
al contrario!!! asi estoy preparando algunos vales mas...
(mudate conmigo si querés!!)
Facu dice:
jaja mirá q yo trabajo pocos días, tengo mucho tiempo libre, y no tengo pileta
es más, me había comprado un traje d baño y ni lo estrené :P
LaDiosa dice:
ya sé! vivían de noche en la costa! no?
Facu dice:
sep, d noche y d mañana (nos odiaban los vecinos)
a veces algunos íbamos a la playa durante la tarde, pero a dormir :P
LaDiosa dice:
buen...digamos q yo hacía algo parecido pero no gasté ni en micro ni en alojamiento...:P iba a la pile a la mañana temp sin dormir del día anterior
Facu dice:
cuestión q mañana se sigue d largo en la pileta
LaDiosa dice:
no creo...el tiempo mucho no ayuda :(
(fucking lluvia de verano)
pero mañana Crow's siempre firme en nuestros planes, aunq espero q haya menos gente que estos findes!!
Facu dice:
encima al final los dejan entrar a todos, los odio por dejar q se junte tanta gente en la puerta
LaDiosa dice:
nosotras conocemos a un patova, porq trabaja en el gym q vamos, asiq a veces entramos rápido por él
Facu dice:
una amiga está trabajando en la barra pero me parece q tiene menos autoridad q yo en Crow's
(Warning! Dijo AMIGA!)
LaDiosa dice:
aahh, sii ya se...me dijo Mari...
es la chica con la q te habíamos visto de compras, no??
Facu dice:
sip, me acompañó a comprar el traje d baño q nunca usé
una vez q era imposible entrar la llamé, apareció en la puerta para buscarme y el dueño le dijo q hacés acá! andá a laburar! jaja
LaDiosa dice:
ahh que bonito!! tenés q hacer la cola como todas las personas decentes q vamos
Facu dice:
cuestión que si el sábado no puedo entrar te busco para que me hagas contacto con tu conocido
(sí, pero cómo si estás afuera y yo adentro?...mmm, celular?)
LaDiosa dice:
y si entrás vos primero te llamo y me venís a buscar
estate atento a las señales de humo q te mando :P
(palo)
Facu dice:
mejor mandame un sms: 15...

Perfecto! No solo ahora tenía su celular, sino que me había dicho que Débora es su "amiga", y encima, era mas que probable que el sábado nos veamos.
En seguida les avisé a las chicas y chicos que no se comprometan, teníamos que ir a Crow's como sea!
Pero como siempre, solo pude convencer a Mari. Ni cortas ni perezosas, allá fuimos.
Entramos y me encuentro con los chicos del barrio. Diego pasó por al lado y no me quiso saludar.
- Está enojadísimo - me dijo Eze
- Es un exagerado, tampoco es para no hablarme - contesté ya ofendida. - Aparte estaba en pedo Eze! Vos me viste.
- Si, te entiendo, pero es su auto, es como un hijo.
- Ni que fuera 0km comprado ayer! Dejate de joder! No le hice ni una marquita!
- Pero podrías haberla hecho. - retrucó. Lo miré con los ojos ya hartos de escuchar bobadas. Pero la expresión de Eze cambió. - Mirá quienes vienen. - Si, eramos pocos. Aparecieron Lautaro y Claudio.
- ¡Qué hacés Laucha! - lo saludaron todos. Él, fue acercándose uno a uno devolviendo los saludos, incluso a Mari, menos a mi. Si, el muy turro saludó a quién tenía a mi derecha y a quién tenía a mi izquierda, pero a mi no. Eso me hizo estallar.
- Lautaro! - le grité. Nada. - Lautaro! Te estoy hablando! - giró despreocupado y me miró con las cejas levantadas. - ¿No me pensás saludar?
- Uy, no te ví! ¿Cómo estás? - contestó con la sonrisa mas falsa que vi en mi vida. Otro ofendido/enojado. ¿Era para tanto?
- Si, seguro que no me viste. - a mamá mono...no!.
- Posta boluda, no te ví. - boluda tu vieja! Ay no, mejor no porque es la madre de Facundo también!
- Está bien, dejá - y me dí vuelta dándole la espalda, ahora yo.
Pero...¿y Facundo?.
- ¿Qué hacés nena? - me dijo Claudio
- Bien, vos Clau? ¿Cómo estás?
- Bien, bien. Viste? Te traje a Lauti - me dijo cómplice.
- Si, pero no me interesa. Ni siquiera me saludó. No sabés si viene Facundo? - bien directa fui. Con Claudio siempre hubo esa ventaja: con él las cosas son al pan, pan!
- Opa! Facu tiene que estar por venir seguro. Creo que se juntaba con un amigo suyo. ¿Qué onda? ¿Cambiamos de figurita?
- Si, espero que ésta sea una versión mejor...
- Y...son dos cosas distintas. Pero podemos hacer sexteto con él también, queda todo en familia! - y los dos largamos una carcajada.
Mientras tanto podía sentir la mirada de Débora en mi nuca todo el tiempo. Y eso me incomodaba bastante, entonces me fui a dar una vuelta. Cuando volví, ahí estaba. Facundo estaba apoyado en la barra esperando que Débora le prepare algo. Me quedé mirando desde lejos y después pasé cerquita haciéndome la distraida.
- Ay, hola! - lo saludé cuando era casi inevitable de lo cerca.
- ¿Cómo estás? - contestó girándose y dándole la espalda a la barra...y a Débora.
- Ahora mejor. Me acabo de cruzar a un borracho que me dijo "Mami, que lindo bronceado de playa tenés"!. Me levantó el ánimo!.
- Algunos pibes no saben que inventar para levantar
- Ok, gracias por tirarme el ánimo al suelo otra vez! - contesté irónica.
- Jaja! No, lo digo porque sabemos que no fuiste a la playa!
- Seguí! Pero fui a la pileta!
- Es que yo no le doy importancia al bronceado. Sino mirame!. Vos a mi me gustás bronceada o no.
Me morí. Si en ese momento me caía un rayo encima, no me importaba en lo mas mínimo.
Pasamos el resto de la noche hablando. Cualquier cosa era un excelente tema de conversación y discusión. No importaba de lo que habláramos, siempre tomábamos puntos de vista diferentes solo para contradecirnos. Era una especie de juego en el que cada uno debía defender su postura refutando las respuestas con lo que sea. Y sus argumentos siempre eran magníficos.
Nunca conocí a un chico así. Ni en ese momento, ni hasta el día de hoy. Decía todo con la misma pose, con el mismo gesto. Hacía chistes sin reirse, pero eran chistes inteligentes y pensados. No chamuyaba con los piropos baratos que usan los pibes en los boliches, él hilaba mas profundo. Y eso me dejaba encantada, como si entre sus palabras y su mirada, se desprendía un veneno hipnotizador que me hacía olvidar dónde estaba. No me importaba si a mi lado pasaba Brad Pitt, yo tenía ojos para él y nadie mas.
Por eso, otra vez lamenté cuando llegó la hora de irme. Cuando tuve que despedirme y cuando otra vez tuve que dejar sus labios, sus besos, sus brazos. No solo porque sabía que lo iba a extrañar, sino porque no existía ninguna certeza que me asegure que ese momento se repetiría. Eso me asustaba mas que nada. ¿Y si pasaba lo mismo que pasó con Lautaro? Me acordaba con la frialdad que me miraba Lautaro después de los momentos que pasamos juntos, y me descomponía pensar que podría llegar a pasar eso con Facundo.
- Hasta luego - me dijo mientras me daba un beso y me miraba fijo.
- Chau - le dije con una sonrisa mientras le devolvía el beso para luego alejarme.
Fue inevitable darme vuelta antes de salir y buscarlo con la mirada. Lo vi parado, solo, indefenso. Pero mi presentimiento otra vez no fallaba. Débora se acercó con un vaso en la mano.
- Vamos Diosa. - me dijo Mari.
Y entonces me fui...

...dejándolo sólo, al acecho de la roja cazadora.

12 comentarios:

  1. nooooo, mujer porque lo dejaste en las garras de déboraa????

    bue aunque por n aparte estuvo bien para no verte tan desesperada(?) bue yo que sé pero has todo lo posible por que se repita esa noche

    ah por cierto a partir de hoy te sigo... me gustan tus entradas y tu banner de hedwig rlz!

    ResponderEliminar
  2. Buenisimo, cada ves me gusta mas esta historia!!
    Uf, las ex son re molestas!!. A mi me perseguia una muy conflictica. La soporte bastante con mi implacable paciencia. Hasta que un dia en un bar la vi molestando a una amiga...y me canso. Entonces tuvimos una pequeña charlita....y despues no jodio mas! ajaja

    espero que se repita la noche!!

    besitos

    ResponderEliminar
  3. Que hora era cuando te fuiste?????!!!
    No daba para invitarlo a desayunar???!!!

    BEsos y Éxitos!

    ResponderEliminar
  4. Nice: En ese momento pensé que libertad era lo mejor que podía darle.
    Con respecto al banner, realmente pensaba cambiarlo, no quería que alguien piense que soy travesti o algo asi :P
    Bienvenida!!

    MIA: Lo que pasa es que Débora nunca fue novia, nunca fue ex, pero siempre fue todo. Es mas complicado que una simple ex!

    JanusM: Mari estaba podrida de dar vueltas por ahí sola asique nos fuimos. Los desayunos, por suerte, vienen mas adelante.

    ResponderEliminar
  5. Y sí, si es para vos estará con vos y sino, es porque no era para vos, aunque duela.Fue una buena política tu retirada.
    Lady Baires

    ResponderEliminar
  6. No, tremendo. La otra ahí para en la espera..
    Pero marcha todo bien :)

    ResponderEliminar
  7. La colorada (si tuvo suerte) apenas si comió de tus sobras, Diosa.

    Lautaro... ¡qué pedazo de gil!

    Beso!

    ResponderEliminar
  8. jajaja dale, los qeu piensen que puedes ser travesti a causa del banner, es porque no han visto la pelicula o musical....

    igual para evitar confusiones podría funsionar el cambio...

    ResponderEliminar
  9. Me cae mal esa pelirroja, es como en las peliculas... Siempre son las turras =P

    ResponderEliminar
  10. Está buenísimo esto. Porque la colorada prácticamente no tiene intervención y es la malvada de la historia, un centro de discordia.
    Facu como siempre genial. Mi ídolo. Mi personaje favorito.

    ResponderEliminar
  11. LadyBaires: Es verdad, y creo que por un tiempo funcionó!

    Ailu: Era un juego de estrategas. Muy turra siempre fue

    Paula: Jaja! Es verdad, no lo había visto de ese modo. Y Lautaro, un resentido.

    Luciano: ¿Quién? ¿Facundo? Si.

    Nice: Por las dudas, cuando encuentre una foto copada, la cambio!!

    Samantha: Pero esta es colorada teñida igual eh!. Pero si, muy turra es.

    Ian: Jaja! Tal cual. Ojo que no tiene tanta intervención desde mi punto, lo que yo veía, porque en realidad siempre intervino y demasiado.
    Facundo es genial. Les aseguro.

    ResponderEliminar